28 de diciembre de 2010

Comida de navidad y la última reflexión del año

Ya llegamos a los últimos días del año y con la vorágine de las fiestas y el trabajo ya no hay tiempo de casi nada... Este año me he encontrado en las navidades de golpe y he tenido que organizar todo un poco a marchas forzadas, sacando energía de cualquier rincón y muchas veces a última hora, pero por suerte al final las cosas salieron bien.

La comida de Navidad fue estupenda, creo que ya hemos aprendido tanto a calcular la medida (siempre nos sobraba comida para varios días jaja) como a organizarnos para que todo estuviera preparado cuando llegara la familia a casa ¡sólo hemos tardado 5 años! jaja Y la comida quedó riquísima. Hicimos un aperitivo con cuatro cosillas como canapés, un poco de embutido, algunas latillas y los rollitos que probamos hace unas semanas, aunque esta vez sólo fueron de jamón York y queso para que quedaran más ligeros.

El segundo quedó de lujo, todo obra de mi novio que, con su permiso, un día pondré por aquí la recetilla (que siempre la busca por Internet pero acaba adaptándola según le parece, que artista jaja). El plato consistió en unos muslitos de pollo con cigalas y una botellita de Málaga Virgen y ya os podéis imaginar lo rico que estaba eso jeje ¡casi no sobró nada!

Y el postre fue una invención un poco de última hora después de ver una entrada en Whole Kitchen en la que proponían unos cupcakes navideños en tarros de Our Best Bites por que la idea quedaba muy bonita pero, yo no tenía los tarros, nunca había hecho cupcakes (sí es muy sencillo, pero yo no soy de las que lo prueban todo el último día…) y el peppermint tampoco nos hacía mucha gracia… Así que acabé haciendo unos muffins de chocolate, rellenos de chocolate y con nata montada por encima jajaja ¡toda una bomba de calorías! No tiene mucho que ver una cosa con la otra pero bueno, quedaron muy buenos. Si no os lo creéis, mirad lo irresistible que fue el primero que hice de prueba ¡casi me lo quitan!


Las recetas las pondré otro día con más tiempo… Ahora tocan días de reflexión y de hacer balance del año que ya se acaba en breve. En mi caso no ha sido un buen año, me ha dejado un sabor amargo en la boca… Ha habido cosas muy buenas entre las que destacaría el viaje a China, lo que he aprendido de mi misma y de la gente que me rodea y haber retomado de nuevo por casualidad este blog que comencé allá por el 2007 y lo tenía completamente abandonado…

Espero que el próximo año sea mucho mejor para todos y que abunden los recuerdos dulces y sabrosos ;).

¡Feliz año nuevo!

2 comentarios:

  1. Feliz año nuevo a ti también!! Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  2. Jaja, leyéndote me has hecho acordar que debo empezar a preparar los post Navideñoa para ya mismito. Que cucada de gato-a, me recuerda a las dos mixinas de mi hija Bibiana.
    UN ABRAZO:)

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Leo y agradezco cada uno de ellos ya que gracias a vuestras palabras consigo aprender un poquito más.

Si prefieres un e-mail, también puedes escribirme a elrecetariodeladyhalcon@gmail.com

Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...