4 de julio de 2012

Salmón con salsa de queso y jerez (y la boda del año)

¡Ya estamos de vuelta! La boda del año (con lo que hemos organizado no se le puede llamar de otra manera jaja) ya pasó y ahora que los novios están disfrutando de su luna de miel, yo ya he vuelto a la rutina y con ella os traigo una nueva receta. Pero prometí que una vez pasara la boda os enseñaría las cositas que hemos preparado, así que aquí os dejo un pequeño resumen por si os puede servir de inspiración algún día :). 

Si eres anti-bodas como mi cocinillas puedes pasar el texto hasta la siguiente línea granate jajaja

La verdad es que ha sido agotador, pero a la vez divertidísimo. Al principio no teníamos muy claro con qué les podíamos ayudar, así que mi compi y yo, ingeniosas y creativas hasta la médula y más allá, nos dedicamos a bombardear a la novia con nuestro "chirimiri de ideas" para todo. Y tantas ideas le dimos que al final acertamos con una: el regalo para los invitados. Nos sentamos una tarde a tomar un café con lápiz en mano y conseguimos el primer boceto... aunque, ahora que lo recuerdo, no se parecía mucho al resultado final jaja la verdad es que ha sido un cúmulo de ideas que íbamos uniendo cada día y el diseño final no lo conseguimos hasta una semana antes de la boda. El regalo era un CD con una selección de la música que iba a sonar durante la boda, os aseguro que era lo ideal para esta pareja.


Además, como mi compi y yo parecía que teníamos poco trabajo con lo del regalo, se nos ocurrió montarle una revista para regalársela a la novia por sorpresa. Sí, sí, la verdad es que no sabemos como llegamos a la brillante idea de escribir una revista de 24 páginas con fotos y noticias, secciones de belleza, cocina, etc. todo inventado pero basándonos en momentos de su vida real...

Me quitó bastantes horas de sueño por que la ocurrencia apareció con el tiempo justo, pero las carcajadas que nos pegamos mientras lo escribíamos y el resultado tan divertido, mereció mucho la pena. Y ni os cuento la cara de la novia cuando se vio en la portada de la revista ¡BODA! como Kate Middleton cogida del brazo del príncipe Guillermo con la cara de su novio jajajaja.

Y llegó la última semana, ya habíamos terminado con todo, o eso pensaba yo... La novia no había encontrado nada para ponerse en el recogido, quería algo sencillo, lo justo para darle un toque al peinado... Así que con unos retales de su vestido y tras unos cuantos vídeos de youtube le hice un par de florecillas que quedaron la más de monas.
Y ahí saltó de nuevo la chispa que tenemos mi compi y yo para las ideas geniales ¿¿¿y nosotras??? jajaja Así que nos recorrimos varias tiendas de materiales y, tras no encontrar lo que queríamos, a mi compi le desmonté y tuneé una diadema y para mi, tras varios intentos que no me convencían, por desesperación acabé juntando todo lo que había hecho (ya era viernes por la tarde y la boda era el sábado) y el resultado quedó muy resultón ¡menos mal!
Así que supongo que ahora entenderéis mi desaparición durante tantos días... ¡cómo echaba de menos cotillear vuestros blogs! Espero ponerme pronto al día :)

Y a partir de aquí ya dejo la boda y hablo de la receta jajaja

Pues con este rico plato mi cocinillas me sorprendió cuando volví de la boda. Al entrar en casa me vino el olor a salmón a la plancha y yo, que no me gusta nada ese pescado preparado así, casi me doy la vuelta jaja. Y menos mal que no lo hice por que, cuando lo comimos, nos supo a poco.

La salsa con el queso de untar suaviza muchísimo el sabor del pescado y os aseguro que, si hubiera sobrado salsa ¡me la habría comido a cucharadas! Hacía tiempo que no comía una salsa tan rica y a la vez tan sencilla de preparar. 
Y el broche final para este plato fueron las patatas fritas con mantequilla, deciros que estaban ricas es poco... Ahora que lo pienso, a lo mejor más de uno está en plena operación bikini y al ver esto empieza a odiarme... No os voy a mentir, esta receta precisamente para dieta no es, pero por daros un capricho más o menos sano (es pescado, no???) no va a pasar nada... Además, es un plato bastante ligero que os comeréis la mar de a gusto con estos calores. Y si vuestra mirada de odio no ha desaparecido con eso, lo recomiendo para los peques de la casa, seguro que a más de uno le encantará :).

 Ingredientes (para 2 personas)
  • 2 rodajas de salmón fresco grandecitas, de unos 200 gr. cada una
  • 1/2 tarrina de queso de untar (en nuestro caso philadelphia light)
  • 100 ml. aprox. de nata líquida
  • 1 cebolla
  • 2 patatas medianas
  • 1/2 vaso de jerez
  • 1 diente de ajo
  • Mantequilla
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva
 Preparación

Corta la cebolla y el ajo en rodajas finas y póchalos en una sartén a fuego medio con un poco de aceite. Cuando empiecen a estar un poco dorados retira la sartén del fuego, escurre la cebolla y el ajo para que no queden aceitosos y resérvalos en un plato.
Salpimienta las rodajas de salmón y ponlas en la misma sartén donde preparaste la cebolla para que coja más sabor. Fríelo a fuego fuerte y, una vez que estén hechas, coloca las rodajas de salmón en una bandeja para el horno y reserva. Antes de colocar el salmón puedes poner una hoja de papel vegetal para cocinar, evitará que el pescado se quede pegado y se ensuciará mucho menos la bandeja ;).
Vuelve a poner la cebolla en la sartén a fuego bajo-medio y añade el jerez. Deja que cueza unos minutos para quitarle el alcohol y añade el queso de untar.
Cuando esté derretido añade la nata y deja que reduzca, removiendo poco a poco hasta alcanzar la consistencia deseada. Nosotros la dejamos como si fuera una bechamel. Salpimienta al gusto.
Pon a precalentar el horno a 200ºC calor arriba y abajo. 

Pela y corta las patatas en rodajas finas, de 0,5 a 1 centímetro y fríelas en la sartén con un poco de mantequilla, dándoles la vuelta para marcarlas por los dos lados.

Volvemos a coger la bandeja del salmón. Coloca la salsa encima de cada rodaja y las patatas a los lados.

Mételo en el horno durante 15 minutos y luego unos 3 - 5 minutos en la opción de gratinar para darle un poco de color a la salsa.

Servir enseguida y a disfrutar!!

4 comentarios:

  1. ¡Cuánto estress!! jajaja, pero veo que has disfrutado de lo lindo y eso es importante. En cuanto a ese salmoncito, no tengo palabras, sólo jugos gástricos alterados...Besitos.

    ResponderEliminar
  2. El salmón es un pescado que nunca me ha gustado, aunque hace poco volví a probarlo ahumado y qué sorpresa me llevé cuando descubrí que me gustaba. Aún no me he atrevido a probarlo caliente, pero con esta receta me están entrando ganas de probarlo. Por cierto, se te echaba de menos ;)

    ResponderEliminar
  3. HOla guapis
    jooo mi comentariod de esta tarde no se ha grabado.
    ¡¡Me encanta este salmón!!1tiene una pinta estupenda y que colorcito las patatas, un 10
    Me recuerdas a mi ,con las bodas, ¡¡¡las que liamos!!preparamos tb muchas cosas nosotras para la despedida, la boda, regalos después de la cena, etc y es muy divertido eso si, acabas agotada así que te entiendo perfectamente,pero que cosas tan chulas hicisteis, no me di cuenta de darte un par de ideas, pero me encanta todo lo que preparasteis.
    besos

    ResponderEliminar
  4. Hola! me ha gustado mucho el paseo que me acabo de dar por tu cocina, y este salmón tiene una pinta muy buena, asi que tienes una seguidora más. Muchos besos

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Leo y agradezco cada uno de ellos ya que gracias a vuestras palabras consigo aprender un poquito más.

Si prefieres un e-mail, también puedes escribirme a elrecetariodeladyhalcon@gmail.com

Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...