26 de enero de 2014

N1 Gourmet, una bodega extremeña con mucha historia

Hoy no me acerco con una receta, pero sí a mostraros un producto que he descubierto gracias a una de las campañas de BlogonBrands que me ha encantado.
En casa no somos muy dados a tomar vino, solemos reservarlo para cuando tenemos visita o preparamos alguna comida especial, quizá sea por que nuestro gusto es bastante diferente. Mi cocinillas disfruta más con un buen tinto y yo me pierdo por un suave vino blanco de aguja... Así que nuestro punto intermedio, cuando nos da por tomar vino, acaba siendo el rosado jeje.

Así que cuando me propusieron la campaña de Bodegas N1 Gourmet con la que íbamos a poder degustar dos vinos blancos y un rosado me lo pensé un poco por que no sabía si los íbamos a probar a tiempo, pero ahora que lo hemos hecho ¡estoy encantada de haberles descubierto!
Fuente: web de Bodegas N1 Gourmet
La historia de Bodegas N1 Gourmet parece sacada de un libro de aventuras o una película de las buenas, de las antiguas ;). Sus inicios se remontan a principios del siglo XIX, cuando el comerciante británico del puerto de Farleigh, Thomas Reynolds, suministraba víveres y vino de Oporto a la Armada Británica.

En 1825 la familia Reynolds-Hunter decidió viajar a Portugal y fundó una compañía de vinos llamada “Thomas Reynolds & Company Ltd.”. A partir de entonces utilizaron sus propios almacenes de Oporto para exportar el preciado vino y otros productos a su comercio de Londres.

Generación tras generación fueron transmitiéndose esta filosofía de vida y trabajo en torno al vino, que acabó convirtiéndose en una referencia en la zona del Alentejo portugués para ampliarse posteriormente a tierras españolas, más concretamente en Tierra de Barros, Extremadura, donde los descendientes de Thomas Reynolds regentan actualmente Bodegas N1 Gourmet.
¿A que mola la historia? Yo cuando la leí me imaginé barcos enormes llenos de barricas de oporto y vino, océanos embravecidos, capitanes y piratas... Uff, creo que esto de que mi cocinillas juegue en el salón al Assassins Creed 4 me está afectando jajaja. Volvamos a la realidad...

Gracias a las tierras en las que cultivan las uvas, sus vinos tienen la certificación de Vino de la Tierra de Extremadura (Denominación Geográfica Protegida) y la D.O. Ribera del Guadiana. Además desde Bodegas N1 Gourmet se preocuparon mucho en hacer buenos vinos y realizaron diversas inversiones en excelentes enólogos, equipamiento y elaboración.
Y ahora que os hemos explicado un poquito quienes son ellos, os contamos qué nos ha parecido sus vinos. Al final hubo un pequeño cambio y recibimos una caja con uno de cada: un rosado semidulce de aguja, un blanco semidulce también de aguja y uno tinto. 

La presentación del embotellado y las etiquetas me encantó. Es sencilla, limpia y moderna. Me llamó la atención la frase en inglés que acompaña a todas las botellas "True Spanish gourmet experience", quizá por la falta de costumbre de ver en nuestros productos lemas en inglés jeje.   
No os voy a aburrir con temas de catas y demás por que, primero, no tengo ni la más remota idea (os podría copiar su explicación pero paso de poner cosas que no entiendo jeje), y segundo, ellos mismos nos comentaron en la carta que adjuntaban con las botellas que huían de ciertos esnobismos, que nos relajáramos y disfrutáramos del vino... Y eso hicimos :). Si sois entendidos en la materia y os interesa saber algo más técnico, en su web encontraréis la descripción y lass catas de cada vino.

El primero que probamos fue el rosado semidulce de aguja, aprovechando que venía la familia para celebrar mi cumpleaños y que Bodegas N1 Gourmet lo indicaban como un "vino equilibrado ideal para iniciarse al mundo del vino". Lo servimos bien fresquito y aquí hubo disparidad de opiniones: a la parte femenina de la mesa nos encantó, pero a la masculina les pareció demasiado dulce. Para mi que fuera dulce no fue ningún problema, ya sabéis que yo le pondría azúcar a todo jaja. Me pareció un vino suave, con un sabor muy agradable y que combina tanto con platos salados ligeros como con dulces.
Para el vino blanco y el tinto nos tuvimos que poner las pilas y probarlo por nuestra cuenta jeje, que por varias cosas tuvimos que ir retrasando otras celebraciones...

Con el vino blanco semidulce de aguja pasó igual que con el rosado, para mi cocinillas resultó demasiado dulce y afrutado y en cambio a mi me encanto. Y como ya adivinaréis, con el vino tinto Selección Roble pasó al revés jaja. Le gustó mucho su sabor, elaborado con uva de la variedad Tempranillo. Así que ya veis, para gustos colores :).

Sobre sus precios, he visto que los vinos de aguja rondan los 4€ y el vino tinto selección Roble cerca de 9€. 

Muchas gracias a Bodegas N1 Gourmet por habernos dado la oportunidad de probar sus vinos, hemos disfrutado muchísimo con la experiencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por tu comentario!

Leo y agradezco cada uno de ellos ya que gracias a vuestras palabras consigo aprender un poquito más.

Si prefieres un e-mail, también puedes escribirme a elrecetariodeladyhalcon@gmail.com

Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...