3 de noviembre de 2011

Tarta de queso y calabaza, así sabe un día frío de otoño

Cuando vi esta tarta publicada en el blog de Las recetas de Marichu y las mías..., como la propuesta de Begoña para el reto de Film & Food de octubre, quedé prendada de ella y me la apunté como favorita para prepararla en breve. Justo ese día había comido en un restaurante una tarta muy parecida, pero la había encontrado algo sosa. Al ver la combinación de ingredientes que llevaba ésta me encantó y pensé que llevaba justo lo que le hacía falta a la otra. Así que al final me busqué una excusa y la preparé el pasado martes, aprovechando que habíamos invitado a la familia a comer en casa.
El olor que desprende mientras se hace en el horno es buenísimo y cuando la probé, os puedo asegurar que el sabor superó con creces la pinta tan estupenda que ya tenía... Con el primer bocado solo se me ocurrió decir "¡Sabe otoño, a navidad!". Los demás al principio me miraron como si estuviera loca pero, en cuanto la probaron, algunos me dieron la razón (no sé si por que era la anfitriona de la casa...), aunque otros siguieron mirándome raro... jaja.

Y es que si tuviera que poner un sabor a esos días de frío que están entre el otoño y el invierno sería el de esta tarta: queso, con un suave toque de calabaza, canela y nata acompañado por la base de galletas... Se me hace la boca agua cada vez que lo recuerdo...

Es una tarta un poco entretenida y que se tiene que planificar por que tiene que reposar varias horas o, mejor aún, toda una noche en el frigorífico... Pero os aseguro que merece la pena. Yo he adaptado un poco la receta de Begoña por que no tenía recipientes para prepararla al baño maría y luego la cobertura se me olvidó ponerla antes de sacarla del horno... pero vamos, no quedó naaada mal :).

 Ingredientes para la tarta (15 - 20 porciones)
  • 1 paquete y medio de galletas maría hojaldradas
  • 100 gr. de margarina
  • 800 gr. de calabaza
  • 500 gr. de queso de untar estilo Philadelphia
  • 205 gr. de azúcar
  • 150 ml. de nata
  • 2 cucharadas de whisky
  • Aroma de vainilla
  • 1 cucharada pequeña de canela
  • 1/2 cucharada pequeña de pimienta de Jamaica (yo usé de la normal...)
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • 4 huevos
 Ingredientes para la decoración
  • 200 ml. de nata
  • 2 y 1/2 cucharadas soperas de azúcar
  • 75 gr. de chocolate para fundir
  • 1 cucharada de margarina
 Preparación

Pela y limpia las pepitas de la calabaza. En una olla con agua cuécela unos 20 minutos a fuego medio, hasta que esté blanda. Déjala enfriar y métela en la nevera dentro de un tupper toda la noche para que suelte el agua sobrante. Antes de preparar la tarta, escurre bien la calabaza cocida y tritúrala hasta que quede como un puré. Si no dispones de mucho tiempo puedes prepararla el mismo día que vayas a hacer la tarta y simplemente dejarla templar.   

Pon a precalentar el horno a 180ºC.

Tritura todas las galletas hasta que se hagan migas. Yo usé unas galletas hojaldradas que van muy bien para este tipo de recetas, son más gruesas y se deshacen fácilmente, pero podéis usar cualquier tipo de galleta que os guste. Os dejo una foto para que veáis la diferencia entre las hojaldradas y las normales:
Derrite la margarina en el microondas y mézclala con las galletas para que las migas no queden tan sueltas. Engrasa con un poco de margarina o mantequilla un molde desmontable y añade la miga de galleta. Repártela de manera que cubra todo el fondo del molde y aprieta un poco con los dedos para que se compacte. Métela en el horno 10 minutos y luego déjala enfriar sobre una rejilla. Reserva.
En una amasadora añade el queso de untar y bátelo a velocidad suave para que se haga más cremoso. Añade poco a poco el azúcar y, cuando ya esté bien mezclado, añade la crema de calabaza. Sigue con la nata, el whisky, la vainilla, la canela, la pimienta y la sal. Por último, añade los huevos uno a uno, esperando a que el anterior se mezcle con la masa antes de echar el siguiente. 

Para que no haya sustos como ya me pasó alguna vez con este tipo de moldes desmontables, te recomiendo que cubras la base con papel de aluminio por fuera, así evitarás que el líquido se salga. Vierte la mezcla sobre la base de galletas y métela en el horno hasta que esté todo bien cuajado. A mi me tardó cerca de 1 hora y media.

Déjala enfriar sobre una rejilla y, una vez fría, pasa con cuidado un cuchillo fino por los bordes para que no se quede pegada la tarta al molde. Déjala en el frigorífico toda la noche.

 El siguiente paso es decorar la tarta...

Mezcla la nata con el azúcar y bátelo un poco para que quede esponjosa, pero sin llegar a montarla. Vierte la nata sobre la tarta y cubre toda la superficie ayudándote con una espátula. Déjala enfriar un rato en el frigorífico, entre 1 o 2 horas.

Quita la parte superior del molde. Derrite el chocolate en el microondas y añade una cucharadita de margarina. Ponlo en una manga y decóralo a tu gusto :)


Antes de acabar quería comentaros que Evy, del blog Mi cocina de recetas variadas está celebrando su primer cumpleblog. Desde aquí quería felicitarle y animaros a que participéis en el sorteo ¡los regalos son preciosos!

10 comentarios:

  1. Hola,

    Está super apetecible esta tarta.
    Cuando la he visto y he leído la receta, he pensado en el próximo domingo por la tarde; ya oscureciendo, con frío fuera, todos recogidos ya en casa, cada uno con nuestros quehaceres, un cafecito con leche y esta tarta.

    si me da tiempo, dado que el domingo he de salir, prepararé esta tarta.

    Un saludo guapa :)

    ResponderEliminar
  2. Ñammmmmmm habrá que probarla para ver a qué sabe el otoño ;) jiji
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Que esponjosidad tiene el corte! Que ganas de probarla! Además desde hace un año soy adicta a la calabaza

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Nena que esponjoso se ve el corte, pues si sabe a otoño, tengo que probar ese sabor...
    Muy bien hecha la tarta, besitos

    ResponderEliminar
  5. Me encantan las tartas de queso y con calabaza aun no la probé... así que igual me animo a probar esta y de camino veo si es verdad eso de que sabe a otoño.
    Saluditossssssssss

    ResponderEliminar
  6. Menudo corte si es que dan ganas de comerla. La combinación de queso y calabaza mmmmmmmm, tengo que probarlooooooo.

    Besossssssssss

    ResponderEliminar
  7. A mi también me llamó la atención esta receta del reto de octubre de Film And Food. Además, estoy con ganas de hacer algo con calabaza.

    Si te animas, pásate por mi blog. Hay sorteo por mis 100 primeros seguidores.

    Un besito

    ResponderEliminar
  8. Una deco muy chula!!! de verdad

    besotes

    ResponderEliminar
  9. Hummm me gusta, que original, ha quedado muy bien la decoración de encima,que chula ;)
    besos

    ResponderEliminar
  10. Además de llevarme la recetilla (si tiene calabaza, ¡¡me la quedo!!), me alegra haber visto las galletitas estas! Llevo semanas viéndolas, y pensando si realmente se notaría la diferencia. Y parece que sí.
    Nunca tomo galletas tipo maría, solo las uso para postres, así que supongo que esta variedad es perfecta para mí ;)
    Un beso!

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Leo y agradezco cada uno de ellos ya que gracias a vuestras palabras consigo aprender un poquito más.

Si prefieres un e-mail, también puedes escribirme a elrecetariodeladyhalcon@gmail.com

Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...