domingo, 28 de junio de 2015

Pastel salado de verduras, bacon y chistorra - Reto #elasaltablogs

¡Buenos días! Hoy es el último domingo de junio, así que toca una entrada algo más madrugadora de lo habitual para mostraros el resultado taaaan rico de nuestro último asalto.

Además, es una entrada muy especial por que con esta llegamos a la número 300. Madre del amor hermoso, jamás pensé que iba a tener tantas recetas y cosas que contar jejeje ¡y lo que nos queda! ;).
Pero volvamos a nuestro tema principal... Este mes la víctima ha sido Aranzazu, del blog El baúl de las delicias, un nombre muy acertado por que ¡menudas delicias guarda!


Nos recorrimos unas cuantas veces su cocina hasta decidirnos por esta receta, por que tiene un montón de platos diferentes y con una pinta de estar muy ricos. Menos mal que ya no estaba muy concurrida por que, una vez más, lo dejamos para el último día... 

Me levanté el sábado por la mañana tan tranquila, desayuné y viendo un programa de cocina me vino a la cabeza que todavía no había elegido la receta de este mes.... De repente, me dio un vuelco el corazón cuando a mi misma me pregunté "¿Mañana qué día es?" y vi en el móvil que era el último domingo de junio... O_O ¡nunca aprenderé! 


Como con estos calores yo no soy persona, volví a coger al cocinillas por banda y le pedí que me ayudara con el plato que íbamos a comer ayer. Y, como ya os he comentado antes, tras dar un montón de vueltas, seleccionar unas cuantas e ir descartando otras tantas, nos quedamos con este pastel de verduras, bacon y chistorra y salimos corriendo a comprar lo que nos hacía falta.

Prácticamente hemos mantenido los mismos ingredientes que la receta original, y solo hemos añadido la mozzarela en lugar del queso de cabra que proponía Aranzazu, que seguro que también está riquísimo y lo probaremos la próxima vez.


Pese a que estábamos a casi 40ºC (y no tenemos aire acondicionado en casa) elegimos esta receta con horno por que nos pareció sencilla, rápida y con una combinación de sabores muy buena ¡y menudo acierto fue! 

Además, creíamos que iba a ser más pesada por el tema de la chistorra y el bacon, pero fue todo lo contrario, el sabor es muy suave con la mezcla de las otras verduras y con tanto queso ¡es que entra sola!


Muchísimas gracias Aranzazu por abrirnos las puertas de tu cocina, ha sido todo un placer asaltarte ;)

 Ingredientes (para 4 - 6 personas)
  • 200 gr. de chistorra
  • 200 gr. de bacon
  • 200 gr. de mezcla de 5 quesos para gratinar
  • 4 huevos medianos
  • 200 ml. de nata espesa para cocinar
  • 250 gr. de champiñones cortados a tacos
  • 1 calabacín grande
  • 1 cebolla
  • 250 gr. de mozzarella fresca (2 bolas)
  • Sal y pimienta 
  • Orégano
  • Nuez moscada
  • Aceite de oliva
 Preparación

Corta la chistorra, el bacon y las verduras a tacos grandes, de esta forma conseguirás que no se deshagan durante la cocción ni se mezclen tanto los sabores. 

Pon a precalentar el horno a 220ºC, calor arriba y abajo.

En una sartén vierte un chorro de aceite y, cuando esté caliente, añade la chistorra y el bacon.


Cuando estén hechos, retíralos de la sartén y reserva en un plato. Quita un poco de aceite de la sartén si ves que te hay en exceso y añade la cebolla.


Cuando la cebolla comience a estar blanda y transparente, añade el calabacín, salpimienta y remueve de vez en cuando para que no se pegue.


Espera a que el calabacín coja color y esté blando para añadir los champiñones. Remueve y deja que se hagan unos minutos.


Añade de nuevo el bacon y la chistorra, remueve para que se mezclen y retira la sartén del fuego.

Para el resto de la masa, bate en un bol los huevos, añade un poco de pimienta, sal y nuez moscada y remueve.


Añade la nata y la mezcla de quesos y vuelve a remover para que se mezcle todo bien. Reserva.


En una bandeja para el horno añade las verduras, la chistorra y el bacon y repártelo cubriendo todo el fondo.


Vierte por encima la masa de huevos, queso y nata procurando que cubra todo. Da unos pequeños golpes para que se cuele bien por todos los rincones.


Ya solo queda cortar la mozzarela en rodajas y cubrir con ella la superficie de toda la bandeja. Si quieres puedes añadir un poco de orégano y un chorro de aceite de oliva.


Mételo en el horno 30 minutos aproximadamente o hasta que el queso esté dorado y la masa bien cuajada. Si quieres darle un poco más de color, pasado este tiempo puedes poner un poco el grill. 


miércoles, 24 de junio de 2015

Tarta de galletas oreo, queso crema al chocolate y naranja

¡Buenas noches y felicidades a todos los Juanes y Juanas y en especial a mi padres! A los dos sip, que hoy es el santo de mi papi y su aniversario de bodas, casi ná jeje :).¡Al fin puedo traeros la receta de esta deliciosa tarta con un nombre que parece el resumen de todos los ingredientes que lleva! Pero es el único título que me ha salido a estas horas... jaja.


Entre que me lío yo sola con cualquier cosa (últimamente me pasa muy a menudo jaja), que el verano me pide que descanse de tanto ordenador y un cambio de operador de internet que me ha tenido un día sin conexión (ya, no empezamos bien...), parecía que no os iba a traer nunca esta receta. Ha sido de esas veces en las que piensas "mañana lo acabo en un ratito" y parece que ese mañana no llega nunca jaja.


La preparé el fin de semana pasado para celebrar el cumpleaños de mi suegro y fue un triunfo total. Pero claro, cuando mezclas chocolate y naranja es fácil conseguirlo ¿verdad? Al menos para mi sí. En cuanto escucho esa combinación sé seguro que va a estar rico ¡es que me encanta! 

Pero lo más importante es que a mis conejillos de indias, perdón, al cumpleañero y al resto de la familia también les gustó mucho y disfrutamos un montón comiéndola.


Al final me decanté por preparar un bizcocho de toda la vida, pero cambiando el yogur por leche y el aceite de oliva por aceite de girasol, lo que hizo que el bizcocho quedara igual de esponjoso pero con un sabor más suave para que resaltaran las galletas oreo ¡y lo conseguí!

Y la idea del relleno y la cobertura fue del cocinillas. A mi al principio no me convencía mucho mezclar queso crema y chocolate, pero cuando lo probé tuve que darle la razón... era la mezcla perfecta para ese bizcocho. Además, me encantó que no hiciera falta añadirle más azúcar por que el bizcocho ya había quedado bastante dulce ¡es una crema que utilizaré más veces!


Por cierto, descubrimos (con lo poquito que quedó) que de un día para otro está todavía más rica :). 

 Ingredientes para el bizcocho (aprox.10 - 12 raciones)
  • 3 huevos
  • 125 ml. de leche 
  • 125 ml. de aceite de girasol
  • 250 gr. de azúcar
  • 375 gr. de harina
  • 2 cucharadas pequeñas de levadura en polvo (o un sobre)
  • 80 gr. de galletas oreo minis
  • Ralladura de 1/2 naranja
 Ingredientes para el relleno y la cobertura
  • 400 gr. de queso de untar (estilo Philadephia)
  • 150 gr. de chocolate negro para repostería (52% de cacao)
  • 100 gr. de chocolate negro para repostería intenso (64% cacao)
  • 2 cucharadas soperas de nata
  • 6 gotas de extracto de vainilla
  • Ralladura de naranja para decorar
 Preparación

Pon a precalentar el horno a 180ºC, calor arriba y abajo y engrasa el molde con un poco de mantequilla o aceite y harina. Yo utilicé un molde redondo de 20 cm.
Trocea las galletas. Lava bien la naranja y ralla la mitad de la piel sin llegar a la zona blanca. Reserva.

Poco a poco ves añadiendo y mezclando los ingredientes del bizcocho hasta conseguir una masa homogénea. El orden no importa mucho, pero yo suelo comenzar batiendo los huevos, luego añado el azúcar y a partir de ahí voy combinando ingredientes líquidos y sólidospara que sea más fácil mezclarlos, sobre todo si es a mano. 

Una vez que la masa sea homogénea, añade la ralladura de la naranja y las galletas troceadas y remueve poco a poco para que se mezclen bien.


Pon la masa en el molde y mételo en el horno entre 45 min y 1 hora, o hasta que el bizcocho esté dorado y, si lo pinchas con un palillo, éste salga limpio.

Deja el molde sobre una rejilla hasta que se temple. Cuando puedas tocarlo sin quemarte desmolda el bizcocho y colócalo sobre la rejilla para que se enfríe por completo.

Para preparar el relleno y la cobertura solo tienes que derretir los chocolates en el microondas y mezclarlos con el queso de untar y el extracto de vainilla. La nata la utilicé para la parte de la cobertura, ya que la vi un poco seca, pero es opcional.

Una vez que el bizcocho está frío, lo cortamos por la mitad.


Cubre la superficie del bizcocho inferior con el relleno.


Tápalo con el otro bizcocho, apretando un poco con los dedos para que se unan bien.

Ya solo nos queda cubrir la tarta con el resto de la crema y, si quieres, rallar un poco más de naranja para adornar.

domingo, 7 de junio de 2015

Lubina al horno con patatas

Tras la potente receta de la semana pasada, hoy venimos con un plato mucho más ligero, quizá demasiado si lo comparamos con el Jambalaya jaja.


Aunque parezca mentira, esto es una primicia ya que es la primera lubina que preparamos en casa. Cada vez que íbamos a la pescadería intentaba convencer al cocinillas para coger una por que, teniendo un blog de cocina, ¡es una receta casi obligatoria! Para mi es como parte del fondo de armario ¿no creéis? jajaja. Pero no le convencía, pensaba que el sabor no le iba a gustar, que iba a tener muchas espinas, que era muy lioso... Hasta que un día le pillé con la guardia baja y aceptó que nos lleváramos un par de lubinas para casa, aunque un poco a regañadientes.

Y el resultado, como veis, no pudo ser mejor. Quedó una lubina tierna y jugosa, las patatas en su punto... Vamos, fue una delicia y me dijo que no le importaría repetir jeje ¡menos mal!


Ya sé que a partir de ahora encender el horno nos va a apetecer cada vez menos, pero como es un plato que prácticamente se hace solo, tampoco importa mucho meterlo al horno y salir corriendo de la cocina (que fue lo que hicimos nosotros). No nos tenemos que preocupar de darle la vuelta, meter vino a mitad de la cocción ni nada por el estilo, solo controlar que no se nos pase y listo.

Aunque algunas recetas meten unos minutos antes las patatas para que se hagan un poco y luego ponen encima la lubina, nosotros optamos por bajar la temperatura de cocción y alargar el tiempo, así nos evitábamos estar pendientes del horno y aguantar el sofocón del calor.


Como veis, al cocinillas le costó aguantar la sesión de fotos... ;)

 Ingredientes (para 2 personas)
  • 2 lubinas de ración
  • 3 patatas grandes
  • 2 cebollas moradas
  • Un puñado de perejil
  • 1 cabeza de ajo + 5 ajos
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta
 Preparación

Pon a precalentar el horno a 180ºC, calor arriba y abajo.

Lava bien las patatas, por que no les quitaremos la piel, y córtalas en rodajas de medio centímetro aproximadamente. Vierte un buen chorro de aceite para cubrir el fondo de la bandeja donde lo vayas a hornear y coloca las patatas encima. Salpiméntalas.


Pela y corta las cebollas en rodajas y añádelas sobre las patatas. Quita los dientes de la cabeza de ajos, pártelos por la mitad y distribúyelos por la bandeja.


En un mortero mezcla el perejil picado, 5 dientes de ajo restantes y una pizca de sal, y machácalo un poco.


Aunque es mejor y más fácil que el pescadero limpie las lubinas, como hicimos nosotros, si las tienes enteras tendrás que limpiar las vísceras, las aletas y las agallas. La cabeza también se la podéis quitar. Realiza unos cortes sobre el lomo para que se hagan mejor.


Colócalas en la bandeja sobre las patatas, añade por encima el ajo y perejil que habías mezclado antes en el mortero y un chorro de aceite.


Mete la bandeja en el horno durante 45 minutos - 1 hora hasta que el pescado esté hecho. El tiempo variará según te guste el pescado más o menos hecho.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...