10 de diciembre de 2011

Devil's Food Cake o la tarta dedicada al diablo...

Esta tarta la descubrí hace más o menos un año, cuando comencé a ser asidua a El Rincón de Bea y me puse a cotillear lo que había ido publicando antes de conocer su blog. Decir que me quedé maravillada con esta receta es poco... Creo que me quedé directamente en shock ¿cómo podía existir una cosa así? Bizcocho de chocolate, cobertura de chocolate e incluso, como en algunos sitios he visto, relleno de chocolate... ¡eso era súmmum de los postres!

Así que mi "diablillo adicto al chocolate" se quedó con la idea dando vueltas por mi cabeza y cada vez que veía el nombre por algún sitio se ponía a salivar imaginándose el sabor que podía tener... y entonces me susurraba "esta tarta la tienes que preparar un día..."
¡Y ese día llegó!

Me daba un poco de respeto preparar un layer cake (y más después de ver lo bonitos que le quedan a Bea) y aunque recto recto no está y la cobertura es un poco "rústica", creo que ha quedado bastante resultón para ser el primero. ¡Ays! Tendré que hacer un "gran esfuerzo" y practicar preparando unos cuantos más hasta que queden preciosos ¿no creéis? jajaja. Lo malo es que a ver donde meto luego los kilos y los michelines...
Pero cuando la he probado se me ha olvidado todo lo que me ha costado y creía estar en el cielo ¿o con ese nombre tendría que decir el infierno? ¡Qué más da! Es una de las mejores tartas que he probado: tiene el punto justo de chocolate, azúcar, nata, el bizcocho el jugosísimo ¿qué más se podría pedir? Bueno, solo se me ocurriría pedir una cosa... ¡que no fuese una bomba! Son de las tartas que mientras las comes realmente te crees la frase de "lo que no mata, engorda". No me extraña que la hayan bautizado como la comida del diablo... Pese a todo esto, creo que es de las cosas que has de preparar al menos una vez por que espectacular.

Y para acabar, como últimamente me está pasando con todos los retos y concursos, con esta tarta me presento al límite para el "Concurso Aniversario" de Whole Kitchen

No la habíamos preparado hasta ahora, pero creo que la podemos incluir en el listado de mis mejores tartas ;).

 Ingredientes para el bizcocho (15-20 porciones)
  • 280 gr. de harina 
  • 1 cucharadita bicarbonato sódico
  • 1/4 cucharadita sal
  • 250 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 220 gr. de azúcar moreno
  • 150 gr. de azúcar blanca
  • 4 huevos grandes a temperatura ambiente
  • 20 gotas de aroma de vainilla
  • 125 gr. de chocolate fondant
  • 250 ml. de leche a temperatura ambiente y una cucharada sopera de zumo de limón (o buttermilk)
 Ingredientes para el relleno y la cobertura
  • 350 gr. de chocolate fondant
  • 525 ml. de nata
  • 75 gr. de azúcar blanca
  • 1 cucharada de café soluble (o un sobre)
 Preparación del bizcocho

Antes de empezar a prepararlo, recuerda que la mantequilla, los huevos y el buttermilk (o la leche si lo preparas en casa) deben estar a temperatura ambiente, así que tendrás que dejarlos fuera de la nevera unas cuantas horas antes de empezar con la tarta.

Engrasa un molde desmontable untándolo con mantequilla y espolvoreale un poco de harina. Reserva.

Si no tienes buttermilk puedes preparar en casa algo parecido con 250 ml. de leche a temperatura ambiente y una cucharada sopera de zumo de limón o vinagre. Remueve bien para que se mezcle y déjalo reposar mientras preparas el resto de los ingredientes. En unos 10-15 minutos tendrías que ver que comienza a espesar.
Derrite 125 gr. de chocolate en el microondas o al baño maría y reserva. Recuerda que si lo haces en el microondas tendrá que ser a intervalos cortos para que no se queme.

En un bol tamiza la harina, la sal y el bicarbonato y también resérvalo.
Pon a precalentar el horno a 180º.

Corta la mantequilla a dados y, con la ayuda de una batidora, mézclala con los dos azúcares hasta que tengas una masa homogénea.
Añade lo huevos uno a uno, esperando a que se incorpore bien a la masa y batiendo durante un minuto más antes de añadir el siguiente. 

Una vez que has incorporado todos los huevos, añade la vainilla y bate otro minuto más para que se mezcle. Continúa vertiendo todo el chocolate derretido que tenías reservado y sigue batiendo hasta que la masa tenga un color homogéneo.
Ahora toca añadir los ingredientes secos y el buttermilk casero que teníamos reservados. 

Divide los ingredientes secos en tres partes y añádelas por separado intercalando entre ellas el buttermilk y, al igual que con los huevos, no añadas lo siguiente hasta que no esté totalmente incorporado a la masa. Es decir, comienzas con los ingredientes secos, añades la mitad del buttermilk, otra vez los secos, la otra mitad del butermilk y por último el resto de los ingredientes secos. Bate todo hasta que tengas una masa esponjosa y homogénea.
Una vez que esté todo bien batido, si tienes dos moldes iguales reparte la masa entre los dos. Si solo tienes 1 como yo, añade la mitad de la masa en el molde y el resto resérvala. Alisa la parte superior de la masa con una espátula para que suba lo más recto posible.

El tiempo de horneado para mi fueron unos 50 minutos, pero varía mucho según el molde que uséis y vuestro horno, ya que en la receta original de Bea solo tardó 30 minutos. Así que a partir de los 30 minutos, cuando lo pinchéis con un palillo y salga limpio estará listo :).

Deja enfriar los moldes sobre una rejilla durante 15 minutos. ¿Habéis visto qué forma más curiosa me apareció en el centro de uno de los bizcochos?
Después de los quince minutos, saca con cuidado los bizcochos de los moldes y deja que se enfríen por completo, que más o menos será cerca de 1 hora.

Pasado este tiempo, envuelve cada bizcocho en papel film y mételos en el frigorífico toda la noche. Te recomiendo que no te dejes este paso por que el bizcocho queda mucho más manejable.

 Preparación de la tarta

Lo primero que tenemos que preparar son los bizcochos si no te han quedado iguales o son muy altos. Yo los dividí en 2 partes cada uno y al fin pude estrenar mi cortador de tartas ¡vaya descubrimiento! El corte queda perfecto y es súper fácil de manejar.
El siguiente paso es preparar un almíbar para mojar los bizcochos. Para ello necesitarás calentar en un cazo a fuego lento 50 gr. de azúcar blanca y 50 ml. de agua. Retira del fuego una vez que se haya disuelto el azúcar y antes de que empiece a hervir. Añade el café soluble, remueve y déjalo enfriar. Una vez que esté frío mételo en un biberón para que sea más fácil mojar los bizcochos.
Antes de colocar el bizcocho, pon un poco de nata sobre la base o fuente donde vayas a servir el pastel para que no se mueva. Coloca encima el primer bizcocho y por debajo de éste puedes poner un poco de papel vegetal para hornear, así no mancharás la base (vaya truco más tonto y nunca había caído en hacerlo...)
Moja el bizcocho con el almíbar de manera uniforme, deja que lo absorba y añade sobre el bizcocho una buena capa de nata, cubriendo toda la superficie. Una nota: para que la nata me quede más consistente yo le he añadido un poquito de espesante de la marca Küchle, le da una consistencia semejante al queso de untar y la verdad es que ha aguantado sin problemas.
Sigue el mismo proceso con el resto de capas menos en la última, que solo le tienes que añadir el almíbar. Comprueba que los bizcochos están centrados y con la ayuda de un pincel quita las migas que hayan podido quedar sueltas.
Como hay que darle 2 capas de cobertura con un tiempo de reposo entre medio, yo las he preparado por separado. 
Para cada una he usado 175 gr. de chocolate y unos 75 ml. de nata. Añade todo en un cazo a fuego lento y remueve hasta que el chocolate comience a deshacerse. Retíralo del fuego para que no se pegue y sigue removiendo hasta que el chocolate esté completamente derretido. Te quedará una cobertura un poco espesa pero yo la he encontrado ideal para extenderla sobre un bizcocho tan alto sin el peligro de que se resbale toda por el borde nada más ponerla sobre el bizcocho.
Cubre el bizcocho con una primera capa fina, rellenando todos los huecos para que quede uniforme, y déjala enfriar en el frigorífico unos 20 minutos.

Pasado este tiempo, dale otra capa de cobertura un poco más gruesa e intenta que quede lo más lisa posible. Quita los papeles de hornear y decórala a tu gusto.

18 comentarios:

  1. Me has dejado impresionada con esta tarta! Qué pinta!!! Enhorabuena por los tutoriales tan completos q haces. Me encantan. Y muchísima suerte en el concurso!!!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Te ha quedado perfecto....A ver...igual intento hacer esta tarta !!!!! Besos

    ResponderEliminar
  3. Viendo las fotos y la descripción, tiene que estar delicioso! mucha suerte en el concurso

    ResponderEliminar
  4. Que buen paso a paso, te ha quedado de lujo. Yo aun no me atrevo y sigo deleitandome con los vuestros ;-) un besito

    ResponderEliminar
  5. buenisima, es una tarta maravillosa y te ha quedado muy bien. Que rica ñam ñam

    ResponderEliminar
  6. Qué bárbaro!! estos bizcochos enormes me asombran, y me encantan!!
    Te quedó divino!!

    ResponderEliminar
  7. Que pasada de chocolate, seguro que a mi cuñada la volvería loca con esta tarta, es adicta al chocolate. A lo mejor se la hago estos días, me gusta el corte. Tienen un regalito en mi blog.
    Besines
    http://chismesycacharros.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  8. Si la probáis ya me diréis qué os parece jeje

    ¡Oh! Rocío ¡muchas gracias por el regalito!

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Que alta, queda con un corte fantástico.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  10. Lo he hecho y me ha encantado, de paso te invito a participar en mi primer concurso por mi primer cumpleblog, un besito wapa!

    http://igloocooking.blogspot.com.es/2012/06/pecaminoso-devils-food-cake-y-mi-primer.html

    ResponderEliminar
  11. Que bonita te ha quedado!! Que molde usaste? Esque tengo 3 como el de tu foto, pequeño mediano y grande, y era para asegurarme!! gracias!! Me quedo por aqui de paso :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gemma,

      Lo hice con el mediano, si no recuerdo mal mide unos 18 cm. de diámetro, menos de 20 cm. seguro. Si lo pruebas háznoslo saber ;)

      Y bienvenida! Muchas gracias por unirte al recetario

      Besos

      Eliminar
    2. Muchas gracias por tu respuesta y por tu receta, por que siempre ando buscando recetas acopladas a mis moldes por que si no siempre me sobra masa o me falta y es todo un completo desastre!!

      Queria hacer esta tarta, pero la nata no le gusta al cumpleañero... Tenia pensando hacer ganache de chocolate pero me gustaria hacer algo como si fuese nocilla, de esa misma consistencia... ¿Tienes algo que pueda ayudarme? o sabes como poder hacerlo? Esque el ganaché ya lo probé y me parece demasiado duro y demasiado fuerte..

      Muchas gracias!!

      Eliminar
  12. Hola Gemma,

    Pues la mayoría de las tartas redondas que ves por aquí están hechas con esos moldes ;)

    Lo que estoy usando últimamente es el buttercream de chocolate, que usé para rellenar esta última tarta: http://elrecetariodeladyhalcon.blogspot.com.es/2012/08/tarta-de-chocolates-y-fondant-star-wars.html si ves la foto la consistencia es más parecida al mousse... O la cobertura de esta tarta http://elrecetariodeladyhalcon.blogspot.com.es/2012/03/tarta-de-chocolate-y-crema-de-canela.html también puede quedar muy rica, solo nata y chocolate, y quizá se asemeja más a lo que estás buscando :).
    Yo no suelo dejar el chocolate muy dulce, así que si es muy goloso tendrás que añadirle un poquito más de azúcar ;)

    Espero haberte ayudado!!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas muchas gracias!! Me quedo con la segunda cremita ^^ Voy a cotillear mas el blog que solo he visto un par de tartas jajaja muchas gracias!!!

      Tienes alguna receta que sea para el molde un poquito mas grande que este? Ahora mismo no lo tengo aqui para medirlo, pero si es 18 el otro será de nos 24 o así...

      Eliminar
    2. Hola Gema,

      Me temo que no por que el siguiente molde siempre acabo viéndolo demasiado grande jejeje Para el tema de las medidas a lo mejor te ayuda la última que he hecho de star wars, que utilicé el molde grande pero con la forma cuadrada... Lo único que hice fue doblar las cantidades de la receta original que era para un molde mucho más pequeño.

      Así que para pasar de uno de 18 a 24 a lo mejor te sirve añadiendo de más la mitad de los ingredientes...

      Besos

      Eliminar
  13. Confieso que soy pecadora! Me la comería entera ahora mismo. Me quedo de seguidora y me llevo un pedacito a:

    http://unangelenmicocina.blogspot.com.es

    Besos.

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Leo y agradezco cada uno de ellos ya que gracias a vuestras palabras consigo aprender un poquito más.

Si prefieres un e-mail, también puedes escribirme a elrecetariodeladyhalcon@gmail.com

Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...