5 de agosto de 2012

Tarta de chocolates y fondant Star Wars

Hace más o menos una semana recibí un e-mail de mi cuñada: "el 5 de agosto es el cumpleaños de mi novio y me gustaría regalarle una tarta de Star Wars ¿puedes ayudarme?" Lo releo un par de veces por si lo he entendido mal ¡¡¿¿STAR WARS??!! Y mi cabeza empieza a pensar cómo podría salir airosa... si yo solo he hecho cursos de fondant para hacer flores ¿quedará bien escribir Star Wars con rosas? ¿y con margaritas? ¿algún personaje lleva flores? Hago repaso mental de los pocos que me suenan y creo que ninguno lleva una flor... Cachis!
Como siempre, voy corriendo a mi querido Google Imágenes y tecleo "tarta star wars". Empiezo a ver las imágenes que aparecen y casi me caigo de culo al suelo. Perdón por la expresión, pero si no llego a estar sentada me habría caído literalmente ¿pero es que nadie hace tartas de Star Wars normalitas? O_O

Con sudores en la frente le digo que sí, pero que me diga qué quiere hacer... y no os negaré que intenté que cambiara de idea proponiéndole unos cupcakes monísimos o incluso le sugerí que yo podía comprar unos cortadores de galletas muy graciosos que había visto por internet... Pero es verdad que un cumpleaños sin tarta, no es un cumpleaños, así que me lancé a la piscina y esperé a que me contestara...
Menos mal que su respuesta fue que quería una tarta normalita, por que ya me veía yo estudiando un curso acelerado de ingeniería para poder hacer una nave de esas o el casco de Darth Vader jajaja. En fin, decidimos un diseño y nos reservamos el fin de semana para ponernos manos a la obra. Bueno, más bien para que mi cuñada se pusiera manos a la obra, por que esta tarta está echa enterita por ella ¡toda una artista! yo solo le ayudé explicándole los pasos y preparándole otro regalito para el pack :) le doy mil puntos a quien me diga como se llama este bicho jajaja hasta que no me lo dijo mi cuñada ni los había visto...

En un principio iba a estar cubierta de chocolate blanco, como el Angel Food Cake que preparé para mi cumpleaños, pero esta vez el chocolate no quiso cubrir el bizcocho y pasamos al plan B: cubrirla por completo de fondant. Nunca lo había probado por que no me hacía mucha gracia cubrir todo el bizcocho con fondant. Aunque quedan preciosas, a mi me gustan más las tartas menos artificiales, que se vean más caseras y comibles, por que hay algunas que no sabes ni por donde agarrarlas para darle el primer bocado jajaja.
Aún así, el resultado nos ha encantado y no me extraña que la gente se enganche a las tartas de fondant, con poca cosa quedan espectaculares. Y el sabor os aseguro que también está de vicio. Nos decidimos por un bizcocho de toda la vida relleno de buttercream de chocolate con un toque un poco amargo y cubierto por chocolate blanco y una capa fina de fondant Funcakes, que le da un ligero sabor de nubes avainillado... Uff para empezar a comer y no parar jajaja.

Y, antes de pasar a la receta ya solo me queda decir...

¡Muchas felicidades Kan!

 Ingredientes para el bizcocho
  • 6 huevos
  • 2 yogures de limón
  • Aceite (2 vasitos de yogur)
  • Harina (6 med. de yogur)
  • Azúcar (4 med. de yogur)
  • 1,5 sobres de levadura
  • Colorante azul cielo de Wilton

 Ingredientes para el relleno de buttercream de chocolate
  • 180 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 6 cucharadas de azúcar glass
  • 90 gr. de cacao en polvo sin azúcar
  • 50 gr. de Coca-Cao
  • 170 ml. de leche semidesnatada
  • 1 cucharada pequeña de extracto de vainilla

 Ingredientes para la cobertura
  • 180 gr. de chocolate blanco para fundir
  • 100 ml. aprox de nata espesa
  • Fondant
     Preparación del bizcocho

    Recubre el molde con mantequilla y espolvorea un poco de harina hasta que quede todo cubierto (bordes interiores incluidos). Reserva. 

    Mezcla poco a poco todos los ingredientes, excepto el colorante, siguiendo el orden de la lista y bátelos hasta obtener una masa líquida y uniforme.
     
    Pon a precalentar el horno a 180ºC. 
     
    Divide la masa en dos recipientes y en uno de ellos añade colorante hasta que encuentres el tono que más te guste. Recuerda empezar poniendo poquita cantidad e ir subiendo el tono, siempre es más fácil oscurecer el color que aclararlo :). 
    Para hacer el efecto de cebra solo tienes que intercalar los dos colores de masa, tal y como lo hice en estos muffins. Primero, con la ayuda de un cazo pones en el centro del molde un poco de masa y, con otro cazo para no mezclar colores, en el centro de esa masa viertes la masa del otro color. Y así hasta que te quedes sin masa.
    Mételo en el horno unos 45 minutos, hasta que al pincharlo con un palillo éste salga limpio. 
     
    Deja que repose en el molde unos 20 minutos, desmóldalo y ponlo sobre una rejilla hasta que se enfríe por completo. Una vez frío cúbrelo con papel film y mételo en la nevera mínimo un par de horas (aunque es mejor de un día para otro), para que el bizcocho se asiente. 
     
     Preparación del buttercream de chocolate

    Bate bien la mantequilla hasta que quede cremosa.

    Sin dejar de batir, añade el cacao, el Cola-Cao y el azúcar glass. Mezcla la leche con el extracto de vainilla y añádelo a la mezcla.

    Déjalo batir durante unos minutos más, hasta que la masa sea homogénea y tenga una textura esponjosa, un poco parecida al mousse.

    Mételo en la nevera hasta que lo vayas a usar e incluso lo puedes hacer el día antes y sacarlo de la nevera una media hora antes de usarlo para que se ablande.

     Y terminamos la tarta...

    Divide el bizcocho en dos partes y nivela la parte superior. 
     
    Pon un poco de buttercream sobre la bandeja donde vayas a presentar la tarta y coloca la primera capa del bizcocho encima. Tapa los bordes de la bandeja con un poco de papel de hornear o de plata para que no se manche.
    Sobre la primera capa del bizcocho añade todo el buttercream de chocolate y tápalo con la otra parte del bizcocho. Encájalo bien y reserva.
    En un cazo derrite el chocolate blanco con un poco de nata, lo hice a ojo hasta que encontré la textura que más me gustaba, así que no sé muy bien cuanto usé. Cubre toda la tarta con el chocolate y déjala reposar unos 15-30 minutos en la nevera. 
     
    Sobre cómo colocar el fondant y demás no os lo voy a explicar por que siendo la primera tarta y una improvisación de última hora, prefiero que sigáis las técnicas de las que realmente saben. Lo nuestro ha sido estirar y colocar como hemos podido el fondant jajaja 
     
    Para las letras, utilizamos unas plantillas que nos preparó mi otro cuñado y las estrellas están hechas con la ayuda de cortadores.  
     
    Y aquí estamos nosotras después de terminarla ¡felices después de comprobar que la fuerza nos acompañó! jajajaja

    3 comentarios:

    1. Jajajaajj pues os quedo de maravilla! ^ ^

      ResponderEliminar
    2. Queee bonitaaaa nuestra tarta!!! nos dieron un trozo porque era grandecilla,y os hemos guardado un trozo pa que la probeis,un besooo y graciaaass

      ResponderEliminar
    3. que cosa mas ricaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, y que arte el regalito de tu padre es buenísimo jajajja. el bizcocho está genial con la espiral de azul. ME ENCANTA

      http://lacocinadechachito.blogspot.com.es/

      ResponderEliminar

    ¡Muchas gracias por tu comentario!

    Leo y agradezco cada uno de ellos ya que gracias a vuestras palabras consigo aprender un poquito más.

    Si prefieres un e-mail, también puedes escribirme a elrecetariodeladyhalcon@gmail.com

    Un abrazo

    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...