18 de septiembre de 2012

Pasta fresca: Ravioli de remolacha rellenos de carne y nueces con salsa de gorgonzola - CWK

Ya hemos pasado la primera quincena de septiembre y es como si empezara la vuelta al cole para todos. Nos metemos de lleno en la rutina, los atascos, las prisas y retomamos todo lo que se paró durante unos meses con la llegada del verano. Aunque para mí esa sensación de "la vuelta al cole" no la he notado mucho este año por que, no es por dar envidia pero, señoras y señores ¡mis vacaciones comienzan en breve!
Cuando empezamos a pensar a donde podíamos ir nuestros destinos comenzaron muy lejos, allá por las américas, pero viendo los precios al final hemos decidido quedarnos un poquito más cerca y elegimos Italia… Mi conicillas todavía no ha estado, pero para mi será la segunda vez que recorreré el norte del país. Fui cuando era una jovenzuela con el viaje de fin de curso del instituto, 12 horas en autobús y otras tantas para recorrer sus espectaculares ciudades aunque por falta de dinero nos quedamos a las puertas de Roma ¡qué pena me dio! Pero esta vez nos recorreremos el país enterito ¡de norte a sur! Vaya panzada nos vamos a pegar, espero volver de una pieza para contaros las delicias que hayamos comido jajaja.
Así que teniendo Italia como destino para nuestras vacaciones, las chicas de Whole Kitchen no pudieron elegir una receta mejor para comenzar nuestro nuevo curso del CWK ¡pasta rellena!

Yo de nuevo feliz por que tenía la oportunidad de preparar otra masa y, aunque es bastante laborioso hacer todo a mano (en casa no tenemos ninguna maquinita para la pasta), el resultado merece la pena. Esta vez me lancé a probar la pasta con remolacha por que me apetecía hacerla teñida y me gustó mucho, le da un toque dulzón que suavizaba el sabor de la carne, las nueces y el queso gorgonzola.

Este no es un plato rápido pero sí muy vistoso, así que una mañana que tengáis libre podéis probar a hacer estos raviolis, seguro que disfrutaréis preparándolos y comiéndolos con toda la familia ;).

Whole Kitchen en su Propuesta Salada para el mes de septiembre nos invita a preparar un clásico italiano: "Pasta Rellena”.

 Ingredientes para la pasta (para 4 personas)
  • 300 gr. de harina
  • 2 huevos
  • 100 gr. de remolacha cocida
  • 200 gr. de carne picada mixta (cerdo y ternera)
  • Un puñado de nueces (no las pesé, lo siento!)
  • Tomillo, romero y pimienta
  • Aceite de oliva 

 Ingredientes para la salsa de gorgonzola
  • 150 ml. de nata
  • 150 ml. de leche
  • 100 gr. de queso gorgonzola
  • 1/2 cucharada de nuez moscada
  • 1 cucharada sopera de maicena 
  • Aceite de girasol y sal
 Preparación de la pasta y el relleno

Tanto si la compras preparada como si la cueces tú en casa, escurre bien la remolacha para que no suelte mucho líquido y tritúrala con una batidora hasta que te quede como un puré. No puede quedar a trocitos,  por que la masa no ligará bien y se romperá mucho (te lo digo por experiencia jeje).
Bate 2 huevos. En otro bol añade 200 gr. de harina y haz un agujero en el centro. Añade el huevo batido y la remolacha triturada y comienza a amasar. Tardará un poco en formarse la bola de masa, así que no desesperes. Aunque la proporción para hacer la pasta son 100 gr por huevo, al añadirle la remolacha (más líquido) necesitarás más cantidad de harina para acabar de formar la pasta, así que ves añadiendo poco a poco harina hasta que consigas una masa homogénea y que no esté pegajosa. 
Haz una bola con la masa y déjala  reposar media hora en un bol tapado a temperatura ambiente. 

Mientras reposa la masa puedes preparar el relleno. Nosotros decidimos hacer el relleno de carne igual que las mini albóndigas de la pizza, añadiéndole nueces picadas. Para ello solo tienes que salpimentar la carne picada, añadirle tomillo y romero a tu gusto y picar un puñado de nueces. Coloca una sartén a fuego medio con un poco de aceite y sofríe la carne hasta que esté bien hecha. Reserva.

 Como hacer los raviolis

Cuando la masa haya reposado lo suficiente, corta la masa en dos trozos, coge un trozo y deja el otro en el bol tapado. Espolvorea bien con harina la superficie en la que vas a trabajar y con la ayuda de un rodillo estira la masa hasta conseguir un grosor lo más fino posible. Para que no se pegue la masa a la mesa te recomiendo que le vayas dando varias vueltas a la masa harinando de vez en cuando la superficie y el rodillo.

Con la ayuda de un cuchillo bien afilado o una rueda corta pasta recorta cuadrados intentando que sean de la misma medida :). Puedes ir dejando los recuadros de pasta sobre una hoja de papel para hornear, espolvoreando un poco de harina por encima. 
Sigue los mismos pasos con la otra bola de masa que habíamos reservado.

Cuando ya tengas toda la masa cortada coge 2 cuadraditos de pasta, añade sobre uno de ellos un poco de relleno con la ayuda de una cuchara pequeña (así les pondrás más o menos la misma cantidad de relleno a todos) y tápalo con el otro cuadrado de pasta. Junta bien los bordes para igualarlos y con la ayuda de un tenedor chafa los bordes para que el relleno no se salga. 
Un pequeño consejo, si trabajas sobre un trozo de papel para hornear, cuando aprietes los bordes no se pegarán a la mesa.

 Y preparamos el plato...

Para preparar la salsa pon una sartén a fuego bajo con un chorro de aceite de girasol y, una vez esté caliente, añade una cucharada sopera de maicena. Remueve un poco para que no se pegue y añade la leche y la nata.

Sigue removiendo un par de minutos hasta que esté todo bien mezclado y añade el queso gorgonzola cortado a tacos, la 1/2 cucharada de nuez moscada y una pizca de sal. Sigue removiendo hasta que el queso esté completamente deshecho, corrige de sal si hiciera falta y retira del fuego. 

Para preparar la pasta fresca solo necesitarás cocerla unos 4-5 minutos en una olla con agua, sal y un poco de aceite ya que el relleno está hecho. Una vez cocidos los raviolis escúrrelos bien.

Para servir solo tienes que colocar en los platos unos raviolis, un poco de salsa, moler un poco de pimienta por encima y añadir un chorro de aceite de oliva. Podéis adornar con unas nueces y si añadís unas uvas le darán un toque muy original.
Por cierto, tomar nota de las uvas que aparecen en las fotos por que serán las protagonistas de nuestra próxima receta ;)

10 comentarios:

  1. Me apunto lo de teñir la pasta con remolacha y el relleno también queda apuntado. Besos.

    ResponderEliminar
  2. La has bordado, muy original y un color precioso y de sabor me lo puedo imaginar, deliciosa!!
    Te has pegado un curro que no veas, pero el resultado lo merece!!
    Besotes

    ResponderEliminar
  3. Tienen una pinta riquísima.. y el color (L)
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  4. Que rica la pasta fresca!!yo tan sólo he preparado una vez, y eran ñoquis de calabaza.

    ResponderEliminar
  5. Humm que rica y que color tan chulo tiene esta pasta, yo todavía no he empezado con los retos, mira que estoy vaga jajaa, pero te ha quedado genial
    Y dais muuuuuuuuuuucha envidia con vuestro viaje, a la vuelta espero recetas, trucos y la pizza perfecta vale?
    besos

    p.d pleeeease quita la verificación de palabras al comentar es una tortura ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si no me olido la libreta para ir apuntando jajaja

      Y vaaaaaaale, ya he quitado la verificación ¡espero que no vuelva el spam!

      Besos

      Eliminar
  6. Se ve exquisito, lo hare la proxima vez! Saludos

    ResponderEliminar
  7. Hola,
    Primera vez que paso por tu blog. He visto tu receta de pasta rellena y me ha gustado mucho el color. Enhorabuena es una receta estupenda.

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Leo y agradezco cada uno de ellos ya que gracias a vuestras palabras consigo aprender un poquito más.

Si prefieres un e-mail, también puedes escribirme a elrecetariodeladyhalcon@gmail.com

Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...