18 de agosto de 2013

Cupcakes con semillas de amapola, chocolate y fondant para celebrar la llegada de un bebé

Si me seguís por Facebook o Instagram (y no estabais de vacaciones la semana pasada jeje) pudisteis ver en primicia la foto de estos bonitos cupcakes. Los preparé por que íbamos a conocer a una pequeña señorita llamada Laia, que justo ese día cumplía un mes de vida. Así que con tantas cosas que celebrar no podía faltar algo dulce y como habíamos quedado fuera de casa ¿qué mejor que unos ricos cupcakes?
Cualquier excusa es buena para prepararlos jeje. Además, como solo pude ver a su mamá un par de veces durante el embarazo y no pudo catar muchos cupcakes, le prometí que en cuanto conociera a la pequeña le llevaría algunos para compensar la falta que había tenido de ellos, y una siempre cumple su palabra, aunque ese día casi acaba conmigo...
 
Por si acaso sois como yo y os soléis liar preparando varias cosas por que todas molan y no se puede elegir solo una... Si se os ocurre preparar estos cupcakes y una tarta de pañales como esta:
Aquí podéis ver como la monté
Os aviso, tres días no son suficientes. Yo, que pensaba que por una vez había sido mega organizada y había conseguido ponerme tres días antes a plegar pañales, a coserle un banderín (otra cosa de las que me molaban mucho y tenían que estar sí o sí) y buscar todo lo necesario, acabé de prepararlo media hora antes de haber quedado. Creía que montar la tarta iba a llevarme poco tiempo pero me lié y casi le tengo que llevar los cupcakes deconstruidos jajaja.
 
Lo bueno es que en un momento de inspiración me dio por preparar las bases y el ganache por la mañana, así que cuando vi que ya solo me quedaba una hora para salir de casa tuve que pensar cuatro adornos rápidos y que quedaran resultones. La idea de los biberones la saqué del libro de cupcakes de Marcela Capó y los baberos fue una mezcla de varias ideas que no sé de donde saqué. Y una glasa real rápida me inspiró para terminar el resto de decoraciones sin liarme mucho más.
 
Así que os aseguro que una vez tenéis preparados la base de los cupcakes y el ganache podéis tener decorados estos 6 cupcakes en menos de media hora, palabrita! Ya no tenéis excusa para no hacer felices a algunos papás ;). Y os aseguro que por la cara de la mamá en cuanto los vio dimos en el clavo. 
 
Sobre el sabor, ya sabéis que con los cupcakes no puedo ser imparcial jeje estaban buenísimos! El ganache de chocolate sin palabras... y con el toque crujiente y un poco tostado de las semillas de amapola, es una combinación que me encanta...

Así que, una vez más, enhorabuena papás y bienvenida!!!!
 
 Ingredientes (para 12 unidades)
  • 100 gr. de harina
  • 100 gr. de azúcar
  • 100 gr. de mantequilla
  • 1 cucharada pequeña de levadura en polvo (Royal)
  • 2 huevos
  • 3 cucharadas de leche semidesnatada 
  • 1 y 1/2 cucharadas pequeñas de extracto de vainilla 
  • 2 cucharadas pequeñas de semillas de amapola
 Ingredientes para la cobertura y decoraciones
  • 100 gr. de nata líquida para montar
  • 150 gr. de chocolate fondant
  • 15 gr. de mantequilla fría
  • Fondant  en 3 colores: lila, blanco y carne
  • 50 gr. de icing sugar
  • Agua caliente
 Preparación

Derrite el chocolate fondant en el microondas, parándolo cada 20-30 segundos para remover y controlar que el chocolate no se queme. Si lo prefieres puedes fundir el chocolate al baño maría. Reserva.

Vierte en un cazo la nata y cuando rompa a hervir, retírala del fuego. Vierte la nata caliente poco a poco sobre el chocolate deshecho y remueve con la ayuda de una espátula. Cuando esté todo bien mezclado, añade la mantequilla fría cortada a tacos y remueve hasta que se deshaga.

Cubre el bol con papel film, haciendo que toque la ganache para que no se forme una costra. Déjalo reposar en la nevera como mínimo una hora hasta que tenga una consistencia un poco más dura que la nutella.
Pon a precalentar el horno a 180ºC y prepara en la bandeja del horno los 14 papelitos o engrasa los moldes para los cupcakes.

En un bol o batidora añade la mantequilla y el azúcar y mezcla hasta conseguir una crema suave. Bate los huevos y añádelos a mezcla anterior. Una vez que los huevos se hayan integrado a la masa añade la harina poco a poco, el extracto de vainilla, la levadura y la leche. Bátelo todo hasta que no queden grumos y sea una masa líquida. Por último, añade las semillas de amapola y remueve unos segundos para que se repartan por la masa.
 
Divide la masa entre los moldes hasta llegar a los 3/4 del molde. Procura no pasarte de esta medida ya que al cocerse la masa se puede desbordar.
 
Mételos en el horno unos 20 minutos, hasta que tengan un tono dorado. Una vez hechos, déjalos reposar unos 5 minutos en la bandeja y luego ponlos sobre una rejilla para que se enfríen. 
 
Mientras se enfrían, deja fuera de la nevera el ganache de chocolate para que se ponga a temperatura ambiente y puedes comenzar a preparar los adornos.
 
Para el biberón, solo tienes que preparar un cilindro largo blanco, una bolita chafada en morado y un cono de color carne o amarillo para que parezca la tetina.  

Para darle un pequeño toque de realismo, a la parte lila le daremos unos pequeños cortes por todo el lateral para que se asemeje a la rosca que sujeta la tetina, y con un rotulador de tinta comestible dibujaremos la línea medidora en el cilindro blanco.  
Para los baberos solo tienes que estirar un poco de fondant blanco y con la ayuda de un cortador de  galletas pequeño darle la forma que más te guste. Para hacer el hueco de arriba te puedes ayudar con una boquilla, por que funciona igual que un corta galletas, y ya solo quedaría hacer dos churros muy finitos con fondant blanco y pegarlos a los lados. La decoración la dejo a tu imaginación ;).

Ahora ya solo queda cubrir la parte superior del bizcocho con ganache de chocolate y ponerle encima un círculo de fondant que tenga el mismo diámetro para tapar completamente la parte superior del bizcocho. Yo usé un cortador de galletas del mismo juego que el que usé para el babero pero con el diámetro del bizcocho.
Para pegar las piezas y hacer la decoración de las letras y líneas hice una especie de glasa real a lo rápido. Como hacía bastante calor no quise ponerle clara de huevo, así que solo mezclé unos 50 gr. de icing sugar con un poco de agua templada y extracto de vainilla hasta que conseguí la textura que quería. Lo metí en una manga pastelera y listo.
 
Siento que la calidad de las fotos no sea muy buena y que el paso a paso sea escasito, pero es que no me dio para más jeje. 

8 comentarios:

  1. Muchas gracias de nuevo. Podemos dar fe de lo buenos que están... estaban esos cupcakes. La peque seguro que los disfrutó entre toma y toma :D. La tarta aun no la hemos desmontado, estamos esperando que la vea la abuela que viene esta semanita de visita. Estamos deseando poner ese banderín en la cuna o encima de los cuadros de su habitación. Ya te mandaremos fotos con todo el proceso.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ooooh! Que bien que os gustaran y llegaran sanos y salvos a casa! Ya estoy deseando recibir esas fotos y la opinión de la abuela!! jeje
      Besos!

      Eliminar
  2. Menudo regalazo! quedan opreciosos, super bonitos y cocuqetos, me encantan! un besote

    ResponderEliminar
  3. Los cupcakes deberían de estar de muerte, pero la tarta de pañales es super chula!! Sólo de verlo me entran ganas de hacerte tía para recibir estas cositas jajaja

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por tu tutorial, te quedaron muy bonitas y seguro que muy ricas.Besos

    ResponderEliminar
  5. Me han encantado estos cupcakes y tu ingenio para solventar baberos y biberones sin corta pastas, tomo nota, en cuanto al pastel de pañales precioso y el banderín... te saliste con la tuya y quedó perfecto, eres súperdetallosa y si no que me lo digan a mi. Un besote

    ResponderEliminar
  6. Hola
    jaja me recuerdas a una que yo me sé, se lía ella sola y al final acabamos estresadas,........pero contentas.
    Los cupcakes los vi en Instagram y me gustaron mucho, te quedaron muy bonitos y que ricos tenían que estar.
    Y la tarta super chula, yo ya he hecho tres o cuatro entre hermana, cuñada y primas, y al final le coges el truco y vas super rápido.Un truco yo pongo la goma que lleva cada pañal,y cuando los pongo alrededor del centro los sujeto otra vez todos( dando la forma)con otra goma grande, así luego te cuesta menos poner el lazo y no se caen al adornarlo y se sujetan de maravilla(palabrita que las mías se han hecho kilómetros)y en vez de lazo, descubrí que con Washitape quedan bien bonitas tb y se pone en un pis pas tapando la goma.No sé si me he explicado a ver si busco alguna foto y te mando
    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Silvia!
      Andaaaaa lo de la goma grande alrededor no había caído! Es verdad que poniendo solo el lazo hay momentos de bastante estrés en los que mandarías los pañales a tomar por saco jajaja.
      Muchas gracias por ese truco y la idea del washitape me lo apunto, por que seguro que habrá más tartas en un futuro :)
      Besos!

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Leo y agradezco cada uno de ellos ya que gracias a vuestras palabras consigo aprender un poquito más.

Si prefieres un e-mail, también puedes escribirme a elrecetariodeladyhalcon@gmail.com

Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...