22 de octubre de 2013

Una calabaza que sabe a tarta especiada de zanahorias para Halloween

¡Ya no queda nada para Halloween! Menos mal que este año me he organizado bien y he podido traeros a tiempo una idea para que preparéis algo dulce, bonito y delicado. Por que, aunque sea Halloween, no todo tiene que ser terroríficamente feo ¿verdad?
Realmente he de confesaros que esta buena organización no ha sido por mi. Todavía no consigo preparar las recetas temáticas con tanta antelación a la fecha clave. Ya he aceptado que es un don con el que no nací, que le vamos a hacer... De echo puedo presentaros hoy esta tarta gracias a mi compi, que insistió en prepararla pese a que yo no estaba nada convencida del resultado y pensaba que iba a ser un auténtico desastre.

Pero como no era la primera vez que preparamos algo juntas, sé que al final suelen salir las cosas y acabo haciéndole caso. Es lo bueno de formar un buen equipo: ella busca las ideas más rocambolescas, yo busco como poder (más o menos) llevarlas a cabo, creamos un chirimiri de ideas (léase como lluvia de ideas multiplicado por un millón) y entre las dos acabamos preparando algo que más o menos se parece a nuestra idea original, por que a veces durante el proceso de preparación se nos va la mano y dejamos volar la imaginación...
En fin, que esta tarta la preparamos durante la semana-en-la-que-todo-se-me-juntó que os relaté hace unos días para una fiesta que organizaban los amigos de mi compi. Se querían reunir todos para pasar un buen rato, dar la bienvenida al otoño y celebrar algún que otro cumpleaños. Hubo votación de temas y acabaron empatando el otoño y halloween, así que los postres tenían que llevar un poquito de todo sin ser macabros por que también habría peques danzando por ahí.

Yo creo que lo resolvimos bastante bien ¿no? jejeje Al menos todos quedaron encantados con la presentación y el sabor les gustó mucho, pero claro, ¿quién se puede resistir al sabor de una tarta de zanahorias con crema de mascarpone en una fiesta otoñal?
Aunque creo que esta brujita ayudó mucho. Al menos a mi me robó el corazón por que ésta, señoras y señores ¡es mi primera muñeca modelada! Así que tratádmela con cuidado y no me la critiquéis mucho, que ya sé que la pose es un pelín rara jajaja.

Y lo bueno de esta tarta es que no necesitáis moldes ni nada especial, con un par de cuencos con molduras o flaneras grandes podéis preparar una calabaza de lo más resultona.

 Ingredientes para el bizcocho
  • 1 yogur natural sin azúcar
  • 125 ml. de aceite de oliva
  • 250 gr. de azúcar
  • 375 gr. de harina
  • 3 huevos
  • 1 sobre de levadura
  • 1/2 cucharada pequeña de jengibre
  • 1/2 cucharada pequeña de nuez moscada
  • 1 cucharada pequeña de canela
  • Colorante naranja en gel de Wilton 
 Ingredientes para el relleno y decoración
  • 250 gr. de mascarpone
  • 100 gr- de azúcar glass
  • Colorante naranja en gel de Wilton 
  • Regaliz negro
  • Fondant de colores para los adornos
 Preparación

Pon a precalentar el horno a 180ºC.

Engrasa los moldes con mantequilla o aceite y espolvorea un poco de harina hasta que quede todo bien cubierto. Reserva.

En un bol añade poco a poco todos los ingredientes del bizcocho y bátelos para que se integren bien y no queden grumos. Añade colorante alimenticio naranja para darle un tono parecido al de la calabaza y vuelve a batir hasta que toda la masa tenga un color uniforme. Divide la masa en dos partes y ponla en los moldes. Mételos en el horno durante 30- 40 min. aproximadamente, hasta que pinches el bizcocho con un palillo y éste salga limpio.

Deja reposar los bizcochos durante unos 15 min., sácalos del molde y ponlos sobre una rejilla para que se enfríen por completo. Una vez fríos, envuélvelos con papel film y mételos en la nevera como mínimo un par de horas para que el bizcocho se asiente y endurezca un poco.

Para preparar el relleno, simplemente tienes que batir el mascarpone con la cantidad de azúcar glass que te guste y un poco de colorante naranja. Cuando ya esté todo bien mezclado, mételo en la nevera hasta que sea el momento de usarlo.

Y ya solo queda montar la tarta, que es de lo más sencillo.

Si los bizcochos no te han quedado rectos, puedes nivelarlos un poco para que la calabaza no quede muy torcida, aunque no es imprescindible ya que con el relleno podrás recolocar las piezas.

Cubre la base donde lo vayas  a presentar para que no se manche, pon uno de los bizcochos encima, con la parte más estrecha sobre la base, y cubre la parte de arriba con el relleno de mascarpone que preparaste.
Pon encima el otro bizcocho al revés, poniendo la parte más ancha sobre el relleno. Haz un pequeño hueco redondeado quitando más o menos medio dedo de bizcocho en la parte superior para que parezca la hendidura que tiene la zona del pedúnculo y ya tienes la base de tu calabaza. Fácil ¿verdad?

Con un poco de fondant negro moldea la forma de un pedúnculo, ponle un palillo en la parte inferior y colócalo en el centro del hueco que acabas de realizar sin clavarlo del todo, ya que necesitarás un pequeño hueco para colocar el regaliz. Aunque en la foto lo veáis marrón, al final lo cambiamos por el negro ;).
Desenrolla las espirales de regaliz y separa las tiras hasta que te quede un cordel finito. Coloca un extremo bajo la tarta para que el regaliz quede enganchado y no se mueva y, a través de una de las hendiduras, súbelo hasta el pedúnculo. Dale una vuelta en el palillo para que no se caiga o, si es lo suficientemente largo, bájalo por otra hendidura en el lado contrario y vuelve a agarrar este extremo con la tarta. Repite este paso hasta que todos los huecos verticales de la calabaza tengan un regaliz y asegura el pedúnculo clavándolo un poco más en el bizcocho.
Para decorar también puedes dejar un par de regalices sueltos y enrollarlos un poco como las dos que aparecen en la foto.  

Por último, con fondant puedes realizar el resto de decoraciones: unas grandes hojas para la calabaza, una brujita, unas mini-calabazas... cualquier cosa sirve en Halloween!! ;)

5 comentarios:

  1. Pues sabes que esa brujita está genial! Y está claro que hacéis muy buen equipo porque la idea es fantástica y la ejecucion también! Un besito

    Susana [Muchomasquecupcakes]

    ResponderEliminar
  2. Me encanta esta tarta, ¡es de lo más original y bonita! :)

    ResponderEliminar
  3. Que simpática!
    La muñequita, muy mona, yo con estas manazas no sería capaz de hacer algo ni remotamente parecido...

    ResponderEliminar
  4. Pero qué chula esa tarta calabaza! y la muñequita también. Yo también me organizo fatal para lo de las recetas temáticas pero con las de esta navidad no me va a pasar. En un par de semanas empiezo a hacer turrones y recetas navideñas y a atiborrar a todo el mundo a mi alrededor
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Qué bonita y vistosa tarta, te felicito porque te ha salido espectacular.
    No soy muy fan del fondant pero reconozco el trabajo que lleva modelar las figuritas, yo no tengo paciencia para ello por eso te felicito.
    Sin duda habrá causado sensación esta tarta :-)
    Un beso
    Lxx

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Leo y agradezco cada uno de ellos ya que gracias a vuestras palabras consigo aprender un poquito más.

Si prefieres un e-mail, también puedes escribirme a elrecetariodeladyhalcon@gmail.com

Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...