18 de febrero de 2014

Boeuf Bourguignon o Guiso de carne en vino tinto, con bacon, cebollitas y champiñones de Julia Child - CWK

La receta que os traemos hoy es una de esas con las que puedes empezar diciendo "agárrate que vienen curvas..." por que prepararla y escribírosla nos ha llevado lo suyo jeje.
Whole Kitchen, en su propuesta salada para el mes de febrero, nos invita a preparar un clásico de la cocina francesa: Boeuf Bourguignon.

No os voy a mentir. Cuando vi la propuesta pensé "¡oh, un estofado! Con el frío que hace apetece mucho y mola". Cuando vi que Julia Child había hecho este plato pensé "¡esto va a molar mucho!". Pero cuando nos leímos bien toda la receta y nos pusimos con ella mis pensamientos pasaron a "esto ya no mola tanto..." y mi cocinillas se unió a ellos jaja.

No es una receta fácil. Bueno, fácil quizá sí que sea, pero el problema es que es muy elaborada. Para nosotros ha sido uno de esos guisos que tienes que hacer una vez en tu vida para poder vacilar de que tú has preparado un "Boeuf Bourguignon" pero que sabes que no la vas a volver a preparar... Pese a que es un guiso que está de vicio y del que no has dejado ni las migas del pan que has untado en la salsa.
Al menos hoy en día hacemos una versión reducida de este plato por que al principio ¡se cocinaba durante dos días! ¿Os imagináis? Yo no sé si tendría la paciencia suficiente jeje. Esta receta francesa se originó en la región de la Borgoña, aunque parece ser que no es de las más antiguas ya que la publicó Auguste Escoffier por primera en 1903, quien utilizó una pieza completa de buey para prepararlo e hizo que formara parte de la alta cocina. Pero fue Julia Child quien realmente la popularizó y la facilitó un poquito más, troceando la carne y reduciendo el tiempo de preparación ¡menos mal!

Nosotros hemos variado alguna cosilla, como por ejemplo las cebollitas francesas por que no las encontramos y en su lugar usamos cebollas echalotte. También redujimos la preparación de éstas y de los champiñones, por que ya no teníamos fuerzas jaja.
Pese a todo esto, os recomiendo que probéis a preparar este guiso una sola vez. Que gastéis una mañana del domingo (si os levantáis tempranito) o una tarde del sábado en prepararlo, por que cuando lo comáis disfrutaréis muchísimo. El sabor que tiene la carne y la salsa es realmente bueno, es el sabor de los guisos de toda la vida que se hacen poquito a poquito, con mimo y con paciencia... Y si esto no os convence, prepararlo solo por vacilar ;) jajaja.

Como siempre que se trata de Julia Child, nos basamos en la traducción del blog Entre ollas anda el fuego, que lo hacen siempre fenomenal.

 Ingredientes (para 6 personas)
  • 1.200 gr. de ternera cortada a tacos
  • 175 gr. de bacon ahumado
  • 2 zanahorias pequeñas
  • 1 cebolla
  • 375 ml. de vino tinto
  • 375 ml. de caldo de carne
  • 1 hoja de laurel
  • 1 ramita de tomillo
  • 1 cucharada de tomate concentrado
  • 2 dientes de ajo
  • 250 gr. de cebollas Echallote 
  • 500 gr. de champiñones
  • 6 cucharadas soperas de mantequilla
  • Sal y pimienta 
  • Harina
  • Aceite de oliva
 Preparación

Pela todas las verduras. Corta la cebolla y las zanahorias en rodajas y reserva todo.
Retira la piel del bacon y corta todo a tiras o, como dice Julia Child, en forma de lardons de 6 mm. de ancho x 3,5 cm. de largo.
Pon a precalentar el horno a 230ºC calor arriba y abajo y con la bandeja a media altura.

En un cazo con abundante agua añade las tiras de bacon y deja que cuezan durante 10 minutos. Pasado este tiempo, sácalas del cazo y escúrrelas bien.

En una cazuela apta para el horno vierte una cucharada de aceite de oliva. Ponla a fuego medio y espera a que esté caliente para añadir el bacon y sofreirlo durante 2 o 3 minutos, hasta que empiece a estar dorado. Sácalo con la ayuda de una espumadera y reserva.
Seca la carne con papel de cocina para que sea más fácil dorarla. 
En la misma olla donde preparaste el bacon añade la ternera cortada a dados para freírla en varias tandas y poniendo pocas piezas en cada una de ellas. Cuando esté dorada, retírala de la olla y resérvala junto al bacon.
Ya solo nos quedan las verduras, así que en la misma olla donde hemos preparado el bacon y la carne, metemos las zanahorias y la cebolla que hemos cortado en rodajas. Una vez que estén doradas, retíralas de la olla y tira la grasa sobrante.

Vuelve a meter la carne, el bacon y las verduras en la olla, salpimienta y añade un par de cucharadas soperas de harina. Agita la olla para que se mezcle todo bien y la harina de adhiera a la carne. 
Mete la olla en el horno 4 minutos, sácala para volver a agitar todos los ingredientes y vuelve a meterla otros cuatro minutos. Este vaivén ayudará a que la carne se dore y cubra con una ligera costra. Pasado este tiempo, saca de nuevo la olla y baja el horno a 160ºC.

Añade el vino y el caldo hasta que cubra un poco la carne y remueve. Añade el laurel, la cucharada de tomate concentrado, los ajos picados y la ramita de tomillo y vuelve a remover. Ponlo al fuego hasta que comience a hervir, tapa la olla y métela de nuevo en el horno, esta vez con la bandeja en la parte inferior del horno.

Deberá cocer durante 3 o 4 horas metido en el horno, así que regula la temperatura hasta que veas que empieza a cocer. Nosotros tuvimos que subirla a unos 200ºC. La carne estará bien cocida cuando se rompa fácilmente con un tenedor.

Mientras se hace la carne podemos seguir preparando el resto de ingredientes.

Para las cebollas Echallote (o cebollitas)

Nosotros hemos hecho una versión más sencilla. Pon una cucharada de aceite y otra de mantequilla en una sartén a fuego medio y, cuando comience a hervir, añade las cebollas. Saltéalas durante 10 minutos aproximadamente, hasta que veas que empiezan a tener un tono dorado por todos los lados. Salpimienta y añade medio vaso de caldo o de agua y deja que se hagan unos 15 minutos más, o hasta que veas que están blanditas. Retira de la sartén y reserva. 

Para los champiñones

Lávalos muy bien para quitarles toda la tierra. Corta los pies en dos o tres partes y la parte del sombrero en cuartos o tercios.
En una sartén a fuego fuerte añade 4 cucharadas de mantequilla y dos cucharadas de aceite. Cuando la mantequilla se deshaga, añade los champiñones y saltéalos durante 5 minutos aproximadamente o hasta que veas que han comenzado a dorarse. Retíralos del fuego y reserva.
Cuando hayan pasado las 3-4 horas y la carne ya esté tierna, retira la salsa de la olla con la ayuda de un tamiz sobre otra olla y resérvala. Añade las cebollitas y los champiñones a la carne.

Espuma la grasa de la salsa mientras dejas que hierva un par de minutos a fuego lento. Rectifica el punto de sal o pimienta si hiciera falta y vuelve a echar la salsa sobre la carne y las verduras.

Como acompañamiento nosotros preparamos unos sencillos guisantes cocidos y rehogados con un poco de mantequilla que quedaron riquísimos, pero puedes hacer unas patatas cocidas, un poco de pasta con mantequilla o cualquier cosa que te guste ;).
Puedes servir inmediatamente o dejar que repose hasta el día siguiente. Si quieres que repose, déjalo enfriar y mételo en la nevera para que no se estropee. Al día siguiente solo tendrás que volver a calentarlo a fuego medio-bajo.

1 comentario:

  1. Ha quedado estupendo! Que rico! Es verdad que lleva su tiempo y dedicación, pero el resultado vale mucho la pena, verdad? En casa nos encantó y mira que yo no soy demasiado de este tipo de platos ;)

    Besitos!

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Leo y agradezco cada uno de ellos ya que gracias a vuestras palabras consigo aprender un poquito más.

Si prefieres un e-mail, también puedes escribirme a elrecetariodeladyhalcon@gmail.com

Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...