26 de octubre de 2014

Croquetas de gorgonzola con nueces y manzana - Reto #elasaltablogs

¡Buenos días! Hoy es el último domingo de octubre (¡qué rápido ha pasado este mes!) y como viene siendo costumbre desde que me uní a la banda de El Asalta blogs, vengo a mostraros el delicioso resultado del robo que hemos realizado.
Durante todo este mes han sido nada más y nada menos que cuatro las víctimas que han aguantado nuestras entradas y salidas de su cocina El Mito del Sofrito. Lourdes, María, Elena y Marisa, han tenido que soportar nuestros cotilleos, cuchicheos y el registro de todo lo que tuvieran por ahí para llevarnos sin piedad lo que más nos gustase de su cocina.

¿Y qué hemos elegido nosotros? Pues después de darles muchas vueltas por que tienen un montón de recetas ricas y originales, nos decidimos por una que nos llamó mucho la atención: las croquetas de gorngonzola con nueces y manzana. Habíamos probado alguna vez una combinación parecida, pero nunca se nos ocurrió preparar unas croquetas con todos estos ingredientes...
¡Y cómo me he arrepentido de no haberlas descubierto antes! Su elaboración es un poco entretenida, por que ya sabéis que preparar una croquetas requiere de tiempo y paciencia, pero una vez que las has preparado sabes que tienes para varias veces... Bueno, en teoría jejeje por que cuando están tan ricas ¡cuesta parar de comerlas!

Además, si sois amantes del queso como yo esta es vuestra croqueta perfecta. Tiene un sabor intenso a queso pero sin ser empalagoso que combina a la perfección con los trocitos de nuez o manzana dulce que te vas encontrando de vez en cuando... Ya os lo he avisado antes ¡son un vicio!
Respecto a la receta original nosotros hemos cambiado el tipo de gorgonzola, ya que ellas usaron el fuerte y picante (que también debe quedar delicioso) y nosotros nos decantamos por el más suave. Además también usamos una manzana más dulce, por que es la que más nos gusta en casa, y le añadimos un toque más crujiente al empanado con las semillas de amapola. Son una croquetas ideales tanto para un picoteo con los amigos como para una cena rápida.

Ha sido un placer entrar en vuestra cocina, conoceros un poquito más y preparar esta delicia que ha entrado directa en nuestra lista de favoritos ¡ays, esperamos que no os dé un yuyu cuando veáis nuestros cambios! Ya sabéis que no existe el robo perfecto jeje ;).

 Ingredientes
  • 150 gr. de queso gorgozola suave
  • 1 manzana royal gala
  • 8 nueces
  • 100 gr. de mantequilla + 1 cucharada pequeña
  • 100 gr. de harina
  • 350 ml. de leche
  • 1 cucharada sopera de azúcar moreno
  • Sal y pimienta
  • 2 huevos
  • Pan rallado
  • 3 cucharadas sopersa de semillas de amapola
  • Aceite de oliva
 Preparación

Pela las nueces y trocéalas en trozos más o menos grandes según te guste. Reserva.
Lava, pela y corta la manzana en dados pequeños y reserva.

En una sartén a fuego medio-bajo pon una cucharada pequeña de mantequilla y, una vez que esté derretida, añade la manzana troceada. Saltéala unos minutos y añade una cucharada sopera de azúcar moreno. 
Remueve para que no se pegue y, cuando la manzana tenga un tono dorado y esté blanda, retírala del fuego y reserva.

El siguiente paso es preparar la bechamel de las croquetas. 

Pon un cazo a fuego bajo y derrite los 100 gr. de mantequilla. Añade la harina y, sin dejar de remover con una cuchara de palo, vierte la leche poco a poco. Una vez que hayas incorporado toda la leche, sigue removiendo hasta conseguir una masa espesa y que no sepa a harina cruda. 
Salpimienta, pero no añadas mucha sal ya que el queso tiene un sabor fuerte y te podrían quedar unas croquetas saladas. Siempre puedes rectificar al final si están sosas.

Añade el queso troceado y sigue removiendo a fuego bajo hasta que se deshaga.

Una vez que el queso se haya deshecho por completo, añade la manzana, remueve...
 Y continua con las nueces.
Remueve un par de minutos más para que se mezclen bien todos los ingredientes y retira el cazo del fuego. Rectifica de sal si hiciera falta.

Extiende la masa sobre una fuente o plato grande y deja que se enfríe. Una vez que la masa se haya enfriado, tápala con papel film y métela en la nevera como mínimo una hora, aunque si la puedes dejar reposar de un día para el otro mucho mejor.
Una vez que la masa ha reposado ya podemos comenzar a preparar las croquetas.

En un plato bate los huevos y en otro mezcla el pan rallado con las semillas de amapola. Con la ayuda de una cuchara coge un poco de masa según el tamaño que queráis para la croqueta, pásala por el pan rallado y dale una forma redondeada.
Pasa la croqueta por el huevo batido, dándole vueltas para que se cubra bien.
Y vuelve a pasar la croqueta por el pan rallado con las semillas de amapola. A nosotros nos quedó una masa un poco blanda, por lo que pasar la croqueta dos veces por el pan rallado como hicieron ellas nos fue fenomenal para que no se rompieran.

Para freírlas, os recomendamos que pongáis abundante aceite de oliva en un cazo y cuando esté bien caliente comencéis a freírlas por tandas. Al ser redondas y más altas que las típicas croquetas se fríen más rápido y de forma uniforme.

Ponlas sobre un papel un papel de cocina para que absorba el exceso de aceite y ¡listo!

20 comentarios:

  1. Que ricas esas croquetas y con las semillas de amapola tienen que estar de vicio!!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí!!! Les dan un toque crujiente y tostado riquísimo.
      Besos

      Eliminar
  2. Unas croquetas de las que quitan el sentido, os han quedado espectaculares. Mis felicitaciones. Besicos

    ResponderEliminar
  3. Deliciosas, tienen un aspectos increíble y originales donde las haya!
    un beso
    Lxx

    ResponderEliminar
  4. Que ricasss esas nos las tenéis que hacer un día!! :p
    Un besote

    ResponderEliminar
  5. Estas croquetas son de alta cocina. Qué gozada de asalto. Por el resultado y por la elección de la receta, digna de valientes, porque las croquetas son de los mejores manjares de este mundo, pero son un rato trabajosas. Pero vamos, que me pones estas croquetas en cualquier restaurante y te las pago a precio de solomillo.
    Tremendas.
    Tengo un plan B

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Uuuaaauuu! Muchísimas gracias Beatriz por tus palabras!

      Eliminar
  6. Hoola!
    Muy a tener en cuenta las ideas que aportas a la receta, semillas de amapola!, habrá que probarlo. Esperamos que en casa os hayan gustado, nosotras las tenemos como aperitivo de cabecera!
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien que os hayan gustado! A nosotros nos han parecido espectaculares, de las que vamos a repetir más de una vez!!
      Besos

      Eliminar
  7. Es que tienen un aspecto increíble!!

    ResponderEliminar
  8. Menudo botín te has llevado! Me encanta cómo te han quedado, con esa cremosidad por dentro, perfectas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Qué pasada!. Estoy loca por hacerlas. Buen asalto compi!!.

    ResponderEliminar
  10. Siempre me resisto en hacer croquetas pero viendo las tuyas eso se tiene que acabar, me encantan. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Vaya croquetas ricas..una presencia increible! Deben estar riquísimas por lo cremosas que se ven!

    ResponderEliminar
  12. Me has dejado prendada con estas croquetas, jooo qué ricas, me encanta el relleno y el empanado con semillas.
    Besos

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Leo y agradezco cada uno de ellos ya que gracias a vuestras palabras consigo aprender un poquito más.

Si prefieres un e-mail, también puedes escribirme a elrecetariodeladyhalcon@gmail.com

Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...