23 de noviembre de 2014

Bizcocho de calabaza y semillas de lino

La receta que os traigo hoy podríamos considerarla un básico de nuestra cocina, pero modernizado jeje. Y lo considero un básico por que cuando llega el otoño, el bizcocho de calabaza siempre aparece por casa (¡y varias veces!).
Y es que es un bizcocho tan sencillo y jugoso que es dificil no prepararlo en cuanto aparece la calabaza en nuestra cesta ecológica. Tiene un sabor muy suave, que a todo el mundo le gusta y sorprende. Así que cuando fue el cumpleaños de mi cuñado, no lo dudamos ni un segundo y llevamos este bizcocho para merendar con toda la familia. De ahí que solo os muestre dos fotos escasas, no me dio tiempo a hacer más jeje.

Pero como era un día especial, quería darle un toque diferente, así que me puse a buscar por la despensa y encontré unas semillas de lino dorado que habíamos comprado en verano y que todavía no había usado... ¡esta era mi oportunidad! La verdad es que apenas modificó el sabor del bizcocho y podría decir que ni se notaban, no sé si fue por que puse pocas o por que realmente no tienen mucho sabor... Habrá que seguir investigando con ellas.
También preparé lo que iba a ser una crema de castañas para rellenar el bizcocho... Pero aunque de sabor quedó muy rica, no llegó a cuajar y quedó más bien como una salsa... Así que aunque la veáis en la foto no os pongo la receta ¡no todo nos sale perfecto! ;) jajaja.

Este bizcocho yo no lo hago muy dulce, así que si sois muy golosos y os gustan los bizcochos que sepan a azúcar, tendréis que añadirle más azúcar blanco a las cantidades que os pongo a continuación o sustituir el azúcar moreno por blanco.

 Ingredientes para el bizcocho (para un molde de 22 cm)
  • 3 huevos
  • 150 gr. de azúcar blanca
  • 100 gr. de azúcar moreno
  •  1 yogur natural
  • 125 ml. de aceite
  • 375 gr. de harina
  • 1 sobre de levadura (16 gr.)
  • 250 gr. de calabaza cocida aprox.
  • 2 cucharadas soperas de semillas de lino dorado 
 Preparación

Pon a precalentar el horno a 180ºC, calor arriba y abajo.

Engrasa el molde con mantequilla o aceite y espolvorea un poco de harina hasta que todos los bordes queden bien cubiertos. Yo suelo cubrir las paredes con papel de hornear pero no es necesario, podéis simplemente engrasar todos los bordes.
Mezcla todos los ingredientes poco a poco en un recipiente siguiendo más o menos el orden de la lista y bátelos con una cuchara de madera o con la ayuda de una batidora eléctrica hasta obtener una masa líquida y uniforme.

Vierte la masa dentro del molde.
Mételo en el horno y déjalo unos 45 - 60 minutos (según tu horno), hasta que veas que está dorado. Puedes comprobar si está bien hecho pinchándolo con un palillo de madera, si éste sale limpio es que ya está listo.

Pon el molde sobre una rejilla y deja que se temple durante 15 minutos aproximadamente. Pasado este tiempo, si el molde no está muy caliente, desmolda el bizcocho y deja que se enfríe por completo sobre la rejilla.

Puedes comerlo tal cual o acompañarlo con una salsa de castañas, chocolate, frutos secos ¡lo que más te guste!

3 comentarios:

  1. Que rica estaba!!! si es que todo te sale bien jaja
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Hola, he chafardeado un poquito tu blog y me encanta! me ha gustado tu sinceridad al decir que la crema de castañas no cuajó, tienes razón, no somos robots y no siempre puede quedar todo perfecto. La receta tiene una pinta estupenda, felicidades!

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Leo y agradezco cada uno de ellos ya que gracias a vuestras palabras consigo aprender un poquito más.

Si prefieres un e-mail, también puedes escribirme a elrecetariodeladyhalcon@gmail.com

Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...