24 de noviembre de 2015

¡Ha llegado mi AIG! (al fin)

Bueno, en realidad "llegó" el viernes pero remarco lo de AL FIN, por que no sabéis lo que me ha costado descubrir quien era mi AIG... Como ya dije por Instagram, estoy segura de que a Tom Cruise le hubiera costado mucho menos conseguir este paquete en medio de una misión imposible :P jajaja.


Y, aunque con esta foto lo parezca, no dejé que mi gato abriera el paquete antes que yo (¡eso jamás, el AIG es mío y solo mío!), si no que los de Envialia me entregaron de esta guisa la caja que había envuelto con tanto cariño Mar (y esta es la cara buena...) Y, lo siento, pero antes de entrar en detalles me voy a desahogar contándoos la historia, que por algo es mi blog jajaja. Os lo amenizo con fotos mías haciendo el payaso, venga ;).

Lo primero que supe de mi AIG fue... ¡su número de teléfono! De repente, un 26 de octubre recibí en mi móvil un "Holaaaaa" y no sabéis la ilusión que me hizo cuando le pregunté que quién era y ella me dijo que era un súper secreto por que era mi AIG. Nunca pensé que me haría tanta ilusión saludar y hablar con una desconocida jajaja. En fin, me fue saludando algunas mañanas y tardes y un día al llegar a casa por la noche descubrí el tan deseado aviso ¡la susodicha empresa de mensajería había pasado por mi casa! Y ya tenía una pista más sobre mi AIG ¡se llamaba Mar! Repaso mental de las bloggers con ese nombre... Alguna me suena, pero no voy a investigar más...

¡Al abrir la caja encontré un montón de regalos!

Al día siguiente (tenía que haber sospechado que un viernes 13 las cosas no iban a salir bien...) en medio de la vorágine del trabajo llamo para solicitar una nueva entrega y la que me atendió no estaba mucho por la labor... Que me pasara por su oficina (a la que no llega transporte público y yo no tengo coche), que el reparto de la tarde era de 15.00 a 19.00 y no había manera de intentar que me lo entregaran hacia el final de la tarde, por aquello de que hubiera alguien en casa... Le pido un cambio de dirección, me dice que se puede hacer aunque hay que pedir una autorización a la oficina de Santander (¡bien! ya sé otra cosa de mi AIG, es de Santander) y que me avisarán... 

Felicidad máxima abriendo mis regalitos


En cuanto cuelgo me doy cuenta de que le he dado mal un dato (una, que es así de torpe a veces...) y vuelvo a llamar pero, tras 4 horas intentándolo, no consigo que me lo cojan... Desesperada, escribo a los de Envialia explicándoselo y me dicen que avisarán a la oficina de Santander (¿what?), insisto en que el paquete ya está en Alcalá de Henares, pero nada, el procedimiento es ese... ¿el resultado? Vuelven a intentar realizar la entrega en mi casa (por que me dejaron un segundo aviso...) y supuestamente en la otra dirección, avisan a mi AIG que no había nadie en la dirección y a la hora que habíamos acordado (será en sueños, por que a mi nadie me llamó) y que tengo que ir a recoger el paquete por que si no se lo devuelven...

Esto es lo que pasa cuando a una le dejan sola con la cámara...

Tuve que llamar corriendo, pedirles que me lo guardaran hasta ver como podía llegar hasta ellos... y de paso me enteré que desde la central no les había avisado del cambio... Y cuando voy a recogerlo, después de esperar a que abrieran la oficina con media hora de retraso, me entregan el paquete con esas pintas y diciéndome que era por culpa de todos los intentos de entrega que habían hecho, que habían sido muchos más que los dos albaranes que me habían dejado pero no podían demostrarlo por que cada entrega solo tiene dos avisos... Así que, si tenéis que hacer algún envío (al menos a Alcalá de Henares) no os recomiendo para nada que utilicéis Envialia... Lo del papel casi se puede entender, pero lo del trato y las mentiras no, lo siento mucho.
Mi paquete recién cogido de la oficina de Envialia...
Así que estaréis conmigo en que si hubiera sido Tom Cruise me habría plantado allí el primer día con un helicóptero y habría recogido mi paquetito colgado desde una cuerda más chulo que un ocho. Lo malo es que no habríamos compartido las penas y las risas por Whatsapp... ¡y eso ha molado mucho! Hubo momentos en los que me recordó a mi infancia, cuando me iban recordando que la navidad se acercaba y con ella los regalos de Papa Noel y me entraba un no-sé-qué por el cuerpo junto con una especie de nervios y emoción ¿lo recordáis? ¡pues así me sentía yo cada vez que me saludaba Mar! jeje.

Y cuando abrí el paquete y me encontré todas estas cositas envueltas con todo detalle, cada una con su cintita y la etiqueta con alguna frase que te hacía intuir lo que podría haber en el interior, todavía lo sentí más ¡qué buena he tenido que ser este año! ¿verdad? jajajaja


Seguí sus instrucciones y tras abrir todos los paquetes pude descubrir que Mar es la persona que está detrás de Mis recetas dulces y saladas, un blog que conocía por pasarme de vez en cuando pero del que ahora voy a ser mucho más asidua. Os recomiendo que no os lo perdáis por que tiene unas recetas riquísimas y Mar es una bellísima persona.

Os detallo un poquito más lo que recibí, que así a mogollón no se ve bien todo :).


Una mermelada hecha por ella de higos, moscatel y vainilla que, aunque lo parezca por los ingredientes, no es nada dulce. La probamos al día siguiente y nos encantó y, después de que me contara la historia familiar que hay detrás de la higuera donde recoge los higos para sus mermeladas, me gusta todavía más :).


¡Un montón de moldes! Unos preciosos para cupcakes en forma de tazas de té, otros súper originales en forma de maceta y unos cortadores con unos dibujos monísimos que ya estoy deseando estrenar jeje. Además, parecía que me hubiera leído la mente por que tenía varios en mi lista de deseos!


Dos paños preciosos y que ya estoy deseando estrenar en mi próxima puesta en escena ;).


Unos dulces típicos de su tierra, los alciturrianos, que están de vicio. Su sabor me recuerda a una especie de polvorones que traían del pueblo de mi abuelo que me encantaban y acababa comiéndomelos a pares... Estos los estoy dosificando un poco más :P (pero poco jajaja).


Unos preciosos botecitos con una mezcla de especias traídas nada más y nada menos que de Brujas para preparar galletas de tipo speculoos (que ganas tengo de probarlas) y un rico té con limón, canela, manzana y algas nori, ya solo con abrir el bote huele que da gusto...


Un preparado para preparar mi propio brownie ¡con receta incluida! ay ay ay... mira que yo intento no pecar, pero así es imposible... Y ya que lo he recibido, no le voy a hacer el feo y no prepararlo... así tendré que hacer el esfuerzo y prepararlo... pero solo por ella ¿eh? :P jajaja


Y para terminar unas pepitas de chocolate para chocolatear un poquito más mi brownie y unas barritas de chuches para mis gatos ¡que les vuelven locos! No sabéis el rato que se tiran limpiándose los bigotes cada vez que les doy una jeje.

De nuevo, muchísimas gracias Mar por todos y cada uno de ellos, ¡me han encantado! Al igual que me ha encantado conocerte y whatsappear contigo la odisea para conseguir el paquete jajaja las penas compartidas durante la espera han parecid menos penas, sobre todo cuando las hemos acompañado de unas risas ;).

3 comentarios:

  1. Espero poder probar alguna de tus recetas....llega Navidad....jajajajaj

    ResponderEliminar
  2. Niña!!! Que chulo lo has puesto todo!! Vaya reportaje me encanta!!! Gracias por las palabras que me has dedicado pero no se merecen !! :) y si que ha sido una odisea si.Tom Cruise y Thor,los dos juntos jajajajajajaja.Pero si una risas nos hemos echado...el año que viene a jugar de nuevo!!! :) un besazo y que lo disfrutes mucho todo!!!

    ResponderEliminar
  3. Que bonitos regalos te envió Mar, si es queeeee esta chica tiene un gustazo...
    Disfrútalos mucho!!
    Un besazo.

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Leo y agradezco cada uno de ellos ya que gracias a vuestras palabras consigo aprender un poquito más.

Si prefieres un e-mail, también puedes escribirme a elrecetariodeladyhalcon@gmail.com

Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...