21 de febrero de 2016

Paté de bacalao ahumado en caliente al té

Hoy os traigo una de las recetas que tenía pendientes desde navidad, concretamente desde Noche Buena... Así que no os asustéis si veis algún toque navideño, que el yuyu ya se me pasó (aunque con pena... ¡qué poco duran las fiestas!).


¿Os acordáis del programa navideño que os comenté en la entrada de los crackers? ¿Aquel que prepararon "Los fabulosos hermanos panaderos" y que fue el culpable de mi yuyu navideño? Pues de ahí también salió esta receta. Bueno, más bien su inspiración por que al final no ha tenido mucho que ver con la original jaja. 

Si yo flipé viendo las recetas que llevaban masa o eran dulces, no os quiero ni contar cuando el cocinillas vio cómo se podían ahumar unas truchas en casa. A los pocos días ya lo estaba probando, no os digo más... jajaja.


La verdad es que el ahumado al té es un sabor curioso, consigue impregnar todo el pescado pero no es hasta que lo tragas cuando notas el regustillo que ha dejado el té. Y para potenciar el sabor del ahumado añadimos un poco de pimentón al paté, lo que hizo que consiguiéramos una mezcla espectacular.  

Os aconsejaría que lo probarais aunque solo fuera una vez por la experiencia de hacerlo en casa. Pese a que es un poco escandaloso por el humo, no durará mucho tiempo y mola mucho .


Como nos gustó mucho el resultado, decidimos llevarles un tarro a mis padres para Noche Buena aprovechando que la cena iba a ser de picoteo. Tuvimos que hacer un cambio de última hora y ahumar bacalao en vez de trucha por que no encontramos en la pescadería, pero os aseguro que con los dos pescados queda igual de rico. 

También os digo que a mis padres no les convenció del todo (aunque cayeron todas las tostadas que pusimos en la mesa) y lo que sobró, a los pocos días nos lo acabamos cenando en cocinillas y yo como relleno de sándwich :).  


Pese a que le llamaron paté la consistencia es un poco diferente ya que no trituramos el pescado, si no que lo desmigamos y mezclamos un poco con el resto de ingredientes. A nosotros nos gustó así, por que vas notando los trocitos de pescado con cada bocado, pero si no os convence podéis triturarlo sin problemas.


 Ingredientes para el ahumado
  • 750 gr. de lomos de bacalao 
  • 50 gr. de azúcar blanco
  • 50 gr. de sal
  • 150 gr. de arroz
  • 50 gr. de azúcar moreno
  • 50 gr. de té negro
 Ingredientes para el paté
  • 2 cucharadas soperas de crème fraîche
  • 1/2 cucharada pequeña de pimentón dulce de la Vera
  • 2 cucharadas soperas de miel
  • Zumo de 1/2 limón
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra 
  • Perejil fresco
 Preparación

Para preparar el ahumado del bacalao te recomendamos que lo trocees en dos o tres porciones para que se haga mejor.

Para que absorba mejor el ahumado, mezcla 50 gr. de azúcar blanco con 50 gr. de sal y restrega los trozos con esta mezcla hasta que queden cubiertos. Déjalos reposar 30 minutos en el frigorífico para que se curen de forma ligera.


Cubre todo el fondo y los laterales de una sartén con papel de aluminio, procura no dejarte ninguna zona sin tapar ya que se podría estropear la sartén.


Añade en el centro el arroz, el té y el azúcar moreno y mézclalo de forma uniforme.


Encima añade una rejilla que nos encaje en la sartén (o que no se mueva demasiado) y pon la sartén a fuego alto.


Cuando empiece a salir humo, lava con agua los trozos de bacalao para quitarles la capa del curado y colócalos sobre la rejilla con la piel hacia abajo.


Baja a fuego medio y crea una tapa para el ahumado con otra sartén del mismo tamaño.


Para calcular el tiempo de ahumado en caliente, son unos 6-7 minutos por cada 300 gr., así que en nuestro caso estuvo unos 15 minutos. Os daréis cuenta de que está hecho por la textura del pescado y el tono anaranjado que obtiene. Deja que se temple.


Una vez que el bacalao esté templado, quita la piel con cuidado (veréis que sale muy fácilmente) y desmígalo en lascas, procurando que no quede ninguna espina.


Mezcla suavemente el bacalao con el pimentón, la crème fraîche, la miel, el zumo de limón y una pizca de sal y pimienta.


Por último, pica el perejil con el cuchillo y añádelo a la mezcla junto con un chorro de aceite de oliva virgen extra. Vuelve a mezclar todo y rectifica de sal, pimienta, miel, etc. si hiciera falta.


Puedes servirlo sobre unas tostadas de pan o como relleno de un sándwich, de las dos formas quedará delicioso.

2 comentarios:

  1. Dios qué receta más original!!!, me gustaría probarla y creo que la haré , imagino lo ricas que deben quedar las tostaditas con esta mezcla por encima. Un beso

    ResponderEliminar
  2. muy original y seguro que delicioso este paté.

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Leo y agradezco cada uno de ellos ya que gracias a vuestras palabras consigo aprender un poquito más.

Si prefieres un e-mail, también puedes escribirme a elrecetariodeladyhalcon@gmail.com

Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...