19 de mayo de 2013

Mis primeros macarons de chocolate y café!!!

Sí, un año después de comprar el libro ¡al fin los he probado! (ya me vale jajaja) Y en cuanto me he metido el primer macaron en la boca he pensado ¡madre mía, qué has hecho! Esto no lo tendrías que haber probado... ¡Están demasiado buenos!
Todo empezó esta mañana, cuando estaba buscando alguna receta dulce para ponerla en el blog por que ya tocaba (que a la que publico un par de recetas saladas seguidas ya no me hacéis ni caso jajaja).

Tenía el libro de macarons dando vueltas de nuevo por casa desde hacía un par de semanas por que quería probarlos, pero no me atrevía con ellos... Había leído varias primeras experiencias malas y no conseguía coger fuerzas para enfrentarme a ellos (ahora que lo releo, parece que esté hablando de cualquier otra cosa más seria que de macarons jajaja).
En fin, en vista de que no me decidía por una receta y de que tenía la nevera bastante pelada para inventar cualquier cosa (he estado a punto de enseñárosla, pero me da vergüenza del eco que hay dentro de la nevera jeje) mi chico vio el libro y me dijo ¿y por qué no pruebas los macarons? Miré la bonita portada del libro y me dije "vamos a por ellos, lo peor que puede pasar es que acaben en la basura..."
Y me puse manos a la obra. La primera hornada fue un poco desastrosa, seguí los tiempos de la receta al dedillo y quedaron poco hechos... No pude salvar ni uno, todos se destrozaban en cuanto los intentaba levantar de la bandeja... En esta foto todavía no los había tocado, en cuanto salieron del horno se desinflaron y rompieron.
Para la segunda hornada ajusté un poco más los tiempos a mi horno, que siempre necesita unos minutillos de más y ¡¡¡salió fenomenal!!! Menos mal que mi cocinillas no me vio dar los saltos de alegría cuando los saqué del horno y estaban lisos por arriba jajaja la parte de abajo aún estaba un poquito blanda, pero no se rompió ninguno :D. Como me he acordado hoy de Gema, del blog Mica en la Cocina, que fue mi AIG2012 y me regaló la lámina de silicona para los macarons, va divina ¡muchas gracias de nuevo!. Así que ¡primera prueba superada! Me queda mucho por mejorar pero ya no les tengo miedo a los macarons jeje.

Aunque debería haber seguido teniéndoles miedo por que después de haberlos probado los he colocado al mismo nivel que los cupcakes en bonitismo y deliciosidad... Son dulces, pequeños y taaaan ricos que te los puedes acabar comiendo a puñados sin darte cuenta. Os lo dice una a la que le ha costado horrores no comerse todos los macarons por que tenía que hacer las fotos... Eso sí, entre foto y foto misteriosamente la bandeja se iba quedando un poquito más vacía, y todavía no sé como ha ocurrido jaja.
Y el gran descubrimiento de esta receta ha sido la crema de relleno de mascarpone y café, que me la he sacado un poco de la manga por que la que proponían en el libro no me convencía mucho. Decir que está deliciosa es poco. Nada más probarla me he imaginado un pastel con bizcocho de chocolate cubierta de esta crema... Uff!, me pongo a salivar solo de pensarlo! Si la probáis ya me diréis si tengo razón o no ;)

 Ingredientes para la base (20 macarons aprox.)
  • 190 gr. de azúcar glass
  • 20 gr. de cacao en polvo sin azúcar
  • 100 gr. de almendras molidas
  • 125 gr. de claras de huevo (4 huevos medianos)
  • 40 gr. de azúcar el polvo (icing sugar)
  • Colorante en pasta de color rojo
  • Sal
 Ingredientes para el relleno
  • 250 gr. de mascarpone
  • 16 ml. de agua caliente
  • 1/2 cucharada pequeña de café instantaneo
  • 2 cucharadas de azúcar glass (a gusto)
  • Espesante
 Preparación

Esta vez no hay fotos del paso a paso por que me dediqué de lleno y realmente se me pasó ¡lo siento! A ver si hago el "esfuerzo" y los repito pronto con el paso a paso ;).
En un bol mezcla con la ayuda de una batidora de varillas el azúcar glass, las almendras molidas y el chocolate el polvo. Reserva. 

Con la ayuda de una batidora o unas varillas, monta las claras de huevo a punto de nieve con una pizca de sal. Si estás usando una batidora eléctrica, disminuye la velocidad a la mitad y añade el icing sugar poco a poco, esperando a que se incorpore bien a la masa para añadir la siguiente cucharada.

Añade una pizca de colorante rojo en pasta, para ayudar a subir la tonalidad del cacao. Para que os hagáis una idea, yo solo he mojado una vez un palillo dentro del bote de colorante y las claras de huevo me han quedado más o menos rosas.  

Una vez el color es homogéneo (si hace falta acaba de mezclarlo con la ayuda de una espátula), añade poco a poco la mezcla de azúcar, chocolate y almendras que habías reservado y mézclalo con la ayuda de una cuchara de metal hasta que no queden grumos.

Coloca la masa en una manga pastelera y haz los círculos sobre un molde para macarons o sobre papel para hornear de unos 5 cm. de diámetro. 
Con cuidado da un golpe seco en la bandeja para eliminar el aire que pueda haber en el fondo de los macarons y déjalos reposar entre 15 minutos y una hora, hasta que se cree una pequeña costra y la superficie no esté pegajosa ni húmeda cuando los roces. No te saltes este paso ya que ayuda a que el macaron sea liso y brillante una vez lo hayas horneado.

Pon a precalentar el horno a 170ºC.

Mete los macarons unos 10 minutos en el horno (en mi caso fueron casi 20). Debería quedarte la parte de arriba brillante y crujiente y la parte de abajo seca. Deja que se enfríen en la misma bandeja.

Para hacer el relleno solo tienes que calentar el agua en el microondas durante unos segundos y disolver el café en ella. Reserva hasta que se temple un poco.

Añade en un bol el queso mascarpone y vierte el café soluble poco a poco mientras vas removiendo. Sigue con el azúcar glass. Yo solo le añadí 2 cucharadas de azúcar por que la base de los macarons ya es bastante dulce, pero puedes añadirle tanta como te guste :). Cuando ya esté todo bien mezclado, si la mezcla te ha quedado líquida, puedes añadirle una cucharada de espesante para que puedas rellenar los macarons sin problemas. Reserva en el frigorífico hasta que vayas a usarla.

Una vez las bases estén frías, emparéjalas por que no todas serán iguales ;) y añade el relleno entre ellas con las ayuda de una manga pastelera. Procura no pegarte mucho al borde por que al taparlos el relleno cederá y podría salir bastante por los bordes.
Cuando ya estén todos rellenos, mételos en un tupper o lata de galletas y déjalos reposar en la nevera o en un lugar fresco unos 30 minutos antes de servirlos. Si tienes fuerza de voluntad los puedes mantener de esta manera durante unos días ;).   

5 comentarios:

  1. Yo con esto creo que nunca se sabe. Mira, a mí me salieron mejor los primeros que los cuartos y los quintos. A veces me salen mejor, otras peor. Y ya, cuando te pones a experimentar: "Que si voy a ponerles café, que si voy a ponerles un poco de aquello", ni te cuento, una vez usé un café en polvo con caramelo, qué cosa más rica salió del horno. ¡Y qué fea! Una especie de galleta-caramelo, crujiente, por la clara, supongo (que no duro, ¡oiga!), muy bueno, pero totalmente deforme. Era el antimacaron.

    Así que, como tú, creo que lo peor y más importante es atreverse, hacer una primera receta, luego ya se les pierde el miedo, una se resigna, sabe que son enigmáticos, y que nosotras somos unas manazas con muchas ganas de innovar. Pero ya.

    Sería genial ese paso a paso, aunque, si te digo la verdad, mi mayor problema es que no sé usar la dichosa manga pastelera, e incluso mis mejores hornadas salen desiguales, jajajaja

    Un besito!!

    ResponderEliminar
  2. Te han quedado genial. Yo todavía no me he atrevido , pero como dice en el anterior comentario Paula, hay que tirarse a la piscina y comenzar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. te han quedado muy bien!,yo no he probado nunca los macarons,a ver si hago un día (y a ver que sale jajaj) y los pruebo. besoss

    ResponderEliminar
  4. Son toda una exquisitez y el hacerlos un empeño es decir alla voy te pueden quedar mas o menos bonitos pero riquísimos siempre.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Te han quedado de maravilla para chuparse los dedos y las manos jajaja!!! y feliz de que ayas aceptado el premio .Te lo mereces como muchos pero todos no pueden ser .Un beso!!

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Leo y agradezco cada uno de ellos ya que gracias a vuestras palabras consigo aprender un poquito más.

Si prefieres un e-mail, también puedes escribirme a elrecetariodeladyhalcon@gmail.com

Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...